martes, 28 de junio de 2016

Testimonio de Señora y casto.

Mejora los contenidos con tu aportación de forma anónima desde aquí
Buenos días, me dirijo a todos vosotros con la intención de relataros mi corta experiencia en castidad forzada controlada por mi mujer, mi diosa, Mi Ama.
Todo comenzo de la siguiente manera. Ya teniamos un dispositivo de castidad en nuestro poder, en concreto el CB6000S que habíamos utilizado muy muy poco con anterioridad. Un día colocando el cajón de nuestros juguetes sexuales lo volví a ver y me dije y si le comento la posibilidad de utilizar tan maravilloso aparato de control por un tiempo más prolongado?? Dicho y eso, como ella se encontraba ausente, ya que se encontraba en el trabajo, la mandé un WhatsApp comentandole la idea y mi deseo de llevarlo puesto por un periodo de tiempo prolongado, pronto recibí repuesta con lo siguente de manera literal; "Estás seguro de eso perrita?? Mira que luego te arrepientes y no quieres seguir", el corazón me latía a mil por hora, la polla se me puso dura a reventar y no paraba de gotear, a lo que contesté pensando esta vez si que sí, Si AMA estoy dispuesto a llevarlo todo el día hasta que usted determine que es el momento de retirarlo, a lo que me volvió a responder; "si es así pontelo tu y me envias una foto y cuando llegue a casa me das todas las llaves a mi, no sabes lo que acabas de hacer" "ah y te quiero completamente desnuda y que me envies una foto" Sin pensarlo dos veces, me dí una ducha y me lo coloqué, tuve que utilizar hielo para bajar la erección pero por fín pude colocarlo y enviarle la foto. Ella se mostro indiferente y tardó en contestar, recibí un mensaje que decía; "a si me gusta perrita, no me molestes más y limpia el baño desnuda, solo con tu jaula, ADIOS" Me quedé perplejo, pero me pusé increiblemente cachondo y por supuesto obedecí. Así aguantamos, mejor dicho aguanté 5 días seguidos, momento que la supliqué que me lo retirase y correrme agustito, increiblemente lo hizo, no me lo esperaba pero me lo concedió, me confesó que le dí mucha pena y no pudo seguir aguantando mi sufrimiento por eso accedió, pero cuando me quiso volver a enjaular yo me negé, después de correrme me cuesta mucho obedecer y la cosa quedó así. Estuve libre un día y medio cuando le volví a suplicar que me enjaulase de nuevo, me comentó que debía estar seguro, ya que esta vez no sería tan buena conmigo porque no me lo merezco, yo accedí, pero antes del encierro que dijo que descargase y le guardase la corrida y así lo hice, ella la metió en el congelador y me la hizo lamer y tragar como un helado de verano, ya con la jaula puesta claro y después de varios dias en la nevera. Ahora ya llevamos 4 días, tenemos una ruleta de castidad personalizada y de momento hemos pactado una semana más, aunque tenemos preparado un Contrato de Castidad de un més de duración prorrogable automaticamente sacado de esta web de control de castidad y personalizado a nuestros gustos. Si os gusta os iremos ontando como nos va la nueva etapa. Firma: Señora y casto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario