martes, 28 de junio de 2016

Testimonio. 23 días.

Mejora los contenidos con tu aportación de forma anónima desde aquí
 Este fin de semana he llegado a estar 23 días antes de mi señora me permitió por fin tener un orgasmo. No he estado usando la jaula de forma contínua. No la uso en el trabajo. Pero cuando estoy en casa sí. Allí tengo que disfrutar de la estimulación y negación por parte de ella. En el trabajo he sido un buen chico y he cumplido. No me he hecho ninguna paja, ni una sola vez. Antes me masturbaba casí todos los días, y algún día más de una vez. 
Este fin de semana cuando llevaba 23 días, por fin ella me permitió penetrarla. Sentí mi cabeza dividida por intentar aguantar y no correrme, pero al final no he podido y he tenido la corrida más intensa que nunca he sentido. Descargué varias vecesy todo mi cuerpo se arqueó y sentí como si estuviera en estado de shock eléctrico.
A la mañana siguiente nos fuimos de camping cerca de un río y ella me dejó sin jaula. No hubo nada de sexo. Lo extraño fué, la segunda noche en la tienda me desperté por un sueño húmedo. Tenía semen por mis calconcillos. Otra gran eyaculación, aunque si es un sueño húmedo creo que no es lo mismo.
Ahora mi objetivo es llegar a estar un mes sin correrme,. No puedo usar la jaula en el trabajo. No hae falta pues no pienso masturbarme. 
 Los orgasmos son muy intensos después de haber sido negado por largos períodos. Así que vale la pena esperar y estoy muy contento desde que mi esposa aceptó controlar mis masturbaciones, o mejor mis no masturbaciones.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada