martes, 28 de junio de 2016

Comer su semen.


El tema de la ingesta del semen de tu chico puede parecer un tema poco importante, y muchas veces no se aprovecha. Su sabor es peculiar, y mancha la ropa. Pero en realidad es una gran herramienta para complementar la ingesta con el control de su castidad.La forma más común es que se sienta obligado a comer su semen cuando le permitas correrse o cuando se corra sin permiso, en esto hay varias opciones.  
Normalmente, después de que un hombre eyacula, él sólo quiere relajarse y no pensar. Él no quiere tener nada que ver con el sexo durante unos días. Así que tener acabar con su semen después de un orgasmo debe ser con el tiempo algo natural para él. 
 Él en principio no va a querer hacerlo. Por lo tanto, se requerirá que te mantengas firme controlando que el semen se ingiere. Este es un gran entrenamiento ya que él va a hacer muchas más cosas "especiales" más adelante.Para ello, os recomiendo que useis la siguiente norma, "A partir de ahora, en cada vez que corras, tienes que comer tu semen."

    
Si él ha usado un condón, se vierte su contenido en su boca.
    
Si se corre en tu coño, hacerle comer saboreando el llamado creampie.
    
Si se ha corrido en tu boca en una mamada, alimentarlo a él con un beso blanco.

    Si se ha corrido encima de tu pecho, mira el video de abajo.Puede ser creativa también, con otras ideas, por ejemplo haciéndole poner su esperma en un vaso y luego guardarlo en el congelador para beberlo en la cena. O guardar cada una de sus corridas también en el congelador para finalmente hacer un bizcocho o galletas para él.Esta es una lección de tu poder de control en tu relación con él. Él no va a querer hacer esto, pero lo hará si se lo mandas. Si es necesario ¡Exígelo! Y cuando lo esté haciendo, disfrutarlo. Haz que la ingesta sea un evento positivo, y de ahora en adelante debes hacerle comer su semen.
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario