miércoles, 27 de abril de 2016

Capitulo 1 Kira y su Señor

Capitulo 1 Kira y su Señor



Todo empezó un sábado por la mañana, era 23 de Abril del 2015 estaba aburrida y muy cachonda a la vez, así que decidí entrar a un chat de esos típicos donde se conoce a gente de todas partes del mundo. Abrí ciertas salas y al poco, escuché un zumbido que provenía del propio chat en privado. Allí me saludo un hombre, educadamente le saludé diciendo "Buenos días", y mi nombre. Él me pregunto que buscaba, yo le conteste honestamente, que no lo sabia con certeza pero que me sentía sumisa. Me pregunto si me gustaban los hombres maduros y le dije que si, -tienen las ideas mucho más claras que los chicos jóvenes que solo buscan sexo... y luego si te he visto no me acuerdo...

Entablamos una breve conversación.

Mi señor: Así que te sientes sumisa no?
Kira: Sip
Mi señor: Muy bien, tienes amo o ama?
Kira: No, tuve una amiga que fue mi ama, pero a distancia y con el poco tiempo que tenía ella con su trabajo lo dejamos...
Mi señor: Bueno no te preocupes cielo yo seré tu amo si tu quieres.
Kira: Vale, como quiere que lo llame?
Mi señor: Llame amo o señor
Kira: Así lo hare mi señor
Mi señor: Muy bien aprendes rápido, tienes skype para vernos?
Kira: Gracias, sip es taaaal
Mi señor: Ok, ahora me voy a ir y volveré dentro de unas cuantas horas, ahora salte del chat que aquí no haces nada si no estoy yo
Kira: Vale mi señor hasta dentro de unas horas

Me salí del chat como mi señor me mando, estaba entusiasmada y contenta a la vez, rápidamente me fui arreglar para él, me puse un vestido azul claro me llegaba un poco mas arriba de las rodillas haciendo juego con un collar, con una sombra de ojos rosa, una buena raya de ojos bien definida, los labios pintados de rosa y con unas botas negras con unos centímetros de tacón...
Estaba sentada en el salón con el skype abierto esperándolo nerviosa, en mis pensamientos pensaba ¿le gustaré como sumisa?, ¿como será nuestra primera sesión?, Pronto lo descubrí.

Kira: Hola mi señor
Mi señor: Hola mi putita, estas muy guapa
Kira: Gracias mi señor, me arregle para usted
Mi señor: Así me gusta, cuéntame un poco que es lo que te gusta
Kira: Me gusta la lluvia dorada, ver salir esa meada calentita y deliciosa de una buena polla, me vuelve loca y mucho más si llevo uniforme y si estoy arrodillada me la bebería toda, unos buenos azotes en mi culito virgen que dejen bien marcadas sus manos de dominante mm, un par de pinzas en los pezones por unos 10-15 minutos me vuelve loca, que me acaricien los pechos y estrujen con firmeza y dulzura y muchas más cosas...
Mi señor: Muy bien cielo, dime que uniforme prefieres llevar para servir a tu amo, ¿el de colegiala bien arreglada o el de mucama?
Kira: Me vuelve locamente sumisa el de colegiala mi señor.
Mi señor: Ok, a partir de mañana te vestirás de colegiala, ahora levántate quiero verte bien
Kira: Si mi señor
Mi señor: Levántate el vestido quiero ver que llevas puesto debajo
Kira: Así esta bien mi señor? -Se me ve todo el coñito depilado y un poco mojadito-
Mi señor: Mmm estas perfecta así putita, chúpate un dedo y introduce lo dentro de tu coño mojado, eso es mi niña, sigue así, -cada vez me iba excitando más y más-, para! muéstrame ese culo virgen que me as hablado
Kira: ¿Así esta bien mi señor?
Mi señor: Perfecto, me comentaste que te gustaba que te azotasen, pues vas a recibir una pequeña sesión, coge una zapatilla que tengas cerca y date 10 azotes en cada nalga, yo los contare
Kira: Si mi señor
Mi señor: Uno dos tres...

Al principio iba bien, no me dolía mucho, pero a partir del séptimo azote empezaba a notar un dolor algo fuerte pero era soportable, en mi interior una parte de mi quería que terminase pronto, pero por otra parte quería que fuesen muchos más.

Kira: Gracias mi señor por disciplinarme como su sumisa
Mi señor: De nada cielo, ahora ya nos hemos conocido un poco más, ahora tengo que irme, pero nos veremos mañana a las 00:00, hasta mañana mi putita
Kira: Vale, hasta mañana mi señor

Cerré el skype y me fui a mi habitación con un calenton tremendo, me subí a la cama sin quitarme nada de ropa, abrí las piernas y tenia el coñito babeando, me metí un consolador que tengo en la mesita de noche, hasta el fondo, gemía acariciándome los pechos y pellizcando los fuerte mente pensando en que pronto lo haria mi señor, termine gimiendo y corriéndome como una loca, nunca había tenia un orgasmo como ese.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada