domingo, 31 de mayo de 2015

La historia de Clara.

Ver Parte 1
Parte 2:
La historia de Clara.
Juan fue el que inicialmente me propuso el uso de un dispositivo de castidad masculino. Ya apenas teníamos relaciones sexuales porque simplemente ya no me gustaba el sexo con penetración normal. Como resultado de ello, Juan tenía un apetito saludable para la masturbación que yo no aprobaba, pero toleraba para mantener la paz. Los dos vimos que estábamos yendo hacia la deriva, y  emocionalmente ya estábamos separados, pues no había nada que compartir ni se podía hacer nada al respecto, o eso creía.
A pesar de mis limitadas preferencias sexuales, tengo una mente abierta cuando se trata de nuevas prácticas sexuales, así que cuando él me sugirió el tema del control de su castidad, me acuerdo que eché un vistazo en internet con las palabras "control de castidad masculina" para ver de qué se trataba todo esto. Soy una firme creyente de que si uno sabe tanto como le sea posible acerca de un proyecto, tiene mejores oportunidades de tener éxito en ello, así que leí todo lo que pude encontrar en internet al respecto del control de la castidad masculina.
No os voy a aburrir con todos los detalles sobre la compra y la colocación de un dispositivo de castidad, pero basta con decir, que la mayor parte del trabajo se lo dejé a Juan para que encontrará y se pusiera un dispositivo que se le acoplara. Necesitó dos o tres dispositivos y numerosos ajustes, hasta encontrar un dispositivo de acero inoxidable que le encaja bien y Juan sintió que lo podía llevar tanto tiempo como yo deseaba. Rápidamente me di cuenta de que si Juan estaba con su pene encerrado, su comportamiento mejoró y se volvió más atento hacia mí. Él ya no perdía todo ese tiempo masturbándose y ese fue sin duda un avance. Él puso su exceso de energía en trabajar con las tareas del hogar y completó algunas reparaciones domésticas de nuestra casa que estaban pendientes de hacía años. Parecía estar feliz al mantenerse ocupado y yo cuando completaba alguna tarea como premio comencé a liberarlo y a estimular su pene sin que se llegará a correr. Cuando un día eyaculó alcanzando su orgasmo, noté como este buen comportamiento desaparecia durante varios días hasta que su excitación regresaba.
Al ver esto, decidí que sería mejor que Juan estuviera bloqueado de forma permanente, o por lo menos, yo le negara su orgasmo completo de forma permanente. A partir de ese momento, todo lo que hice se basó en este objetivo final que no se corra. Así es como he conseguido mi objetivo. Una vez que Juan me dio las llaves, yo le desbloqueo una vez a la semana y retiro la jaula con el pretexto de inspeccionar "mi propiedad".
Me di cuenta cada vez que la cantidad de la jaula que llenaba su miembro flácido era menor. Y al cabo de varios muchos meses, tuve que encargar nuevas jaulas más cortas y Juan ha bajado 2 tamaños los anillos que cierran el dispositivo de castidad, aún así, incluso sin un piercing PA, su jaula es muy segura y aunque pudiera sacar la parte de atrás, se agarra el escroto tan firmemente que poco placer conseguiría de acariciar.
Yo quería ir más allá, quería incluso que cualquier intento de erección leve sea sofocado inmediatamente por la jaula. Él iba a estar completamente dependiente de mí para conseguir una simple erección y por supuesto cualquier eyaculación. Al principio, yo le empecé poner el dispositivo durante una semana, seguido de un orgasmo. En cada nuevo período encerrado en la jaula, he añadido una semana más. Cuando llegamos a un mes, tuvimos una larga conversación y decidimos ampliarlo a dos meses. El tiempo encerrado no es realmente importante en esta discusión, pero lo que hice en el medio es lo que realmente nos dio un progreso significativo hacia mi objetivo final de la permanencia constante en castidad.
Las eyaculaciones de Juan siempre han sido de la misma manera. Al quitar el dispositivo sólo retiro la jaula. La base, o el anillo del cinturón de castidad, detrás de su escroto siempre se quedan puestos. Yo veía este anillo como algo de un anillo de matrimonio castidad para no ser eliminado además de que sirve el propósito de un anillo de pene para evitar para erecciones muy rápidas. Me gusta estimular Juan con la mano y con el vibrador, llevándolo cerca del punto de no retorno varias veces. A menudo me detengo y me masturbo a mí misma mientras él miraba, todo el tiempo diciéndole lo caliente que estaba. Mientras con la mano le voy trabajado hasta el final, cuando estaba cerca del límite, ya casí delirando de lujuria, yo deliberadamente bajo el ritmo o me detengo y le digo; "Juan, un día pronto voy a encerrarte de forma permanente. Quiero que me des tu castidad permanente como un regalo. Vas a hacerme saber cuando estés listo, ¿verdad?". Entonces, me gustaría llevarte al límite y permitirte eyacular. Siempre fue tan intenso, que apenas podía soportarlo y se corría intensamente. Estuvimos así durante casi un año. Más tarde, después de que Juan había sido bloqueada por un período de 3 meses, le dije que era el momento para otro orgasmo con eyaculación. Cuando cogí mi llave y para quitarlo, puso su mano sobre la cerradura y me miró. No fueron necesarias las palabras. Yo sabía lo que quería decir y le sonreí de vuelta. Le di las gracias por su regalo tan maravilloso y me puse la llave en el cuello. Aunque Juan no ha tenido un orgasmo en más de un año, todavía disfrutar de la eliminación de su jaula y la erección. Él disfruta de ella a pesar de que sabe que va a terminar sin ningún orgasmo para él. Los dos sabemos que probablemente nunca más tendrá otra eyaculación nunca más. Sin embargo, yo le libero para las visitas al médico y cuando viajamos juntos. Estamos más enamorados y felices juntos ahora que en cualquier momento en nuestro matrimonio. La castidad masculina ha sido maravillosa para nuestra relación.

La castidad permanente o la permanente negación del orgasmo masculino.

Parte 1: Si tu pareja te propone pasar a una castidad permanente para tí, ¿Te está proponiendo encerrarte siempre en un dispositivo de castidad masculina o simplemente te propone que tú nunca vas a tener orgasmos completos con eyaculación? Uno puede pensar que las dos ideas son la misma cosa, pero no lo son.
La idea del bloqueo permanente de un dispositivo de castidad masculina y no quitarlo nunca es en gran parte producto de las fantasías masculinas y simplemente no es realista. En la vida real hay situaciones en las que no vamos a poder llevar un dispositivo de castidad, por ejemplo si vamos a pasar a través de un escáner detector de metal, como en el transporte, en muchas dependencias públicas, o visitas médicas y similares. Sin embargo, la negación del orgasmo permanente es factible y realizable, incluso se puede hacer sin dispositivo de castidad pero lo mejor es que este apoyada con el uso de uno o varios tipos de cinturones de castidad para bloquear el acceso. Esta práctica es totalmente real y factible y muchas parejas lo practican en diferentes grados de exigencia y control. Si se planifica adecuadamente y sobretodo está consensuado entre los dos miembros de la pareja, la denegación del orgasmo es, de hecho, sostenible durante mucho, mucho tiempo. La negación del orgasmo permanente sin el uso de un dispositivo de castidad, muy probablemente, fracasará. Se requiere mucha implicación por parte de los dos para hacerlo sin dispositivo. Lo mejor es tenerlos y usarlos mayor o menor porcentaje de teimpo según se cumpla con el objetivo de la negación del orgasmo. Algunas parejas después de estar varios años con el dispositivo de castidad, ya tienen al hombre acostumbrado a no masturbarse ni tocarse de ningún modo, que ya es posible tener algún éxito en la negación del orgasmo sin el uso de un dispositivo de castidad. ¿Por qué una pareja puede desear hacer esto? Podría haber muchas razones. El responsable de las llaves tendrá el control de la sexualidad de su pareja, y ama una relación cercana y sensual, pero no se ha de preocupar por tener relaciones sexuales con penetración o por la eyaculación masculina. Podría haber otras razones, también. El macho no está bien dotado, tiene un problema cardíaco o de salud, o tiene eyaculación prematura, o simplemente no se siente cómodo con el sexo con penetración. Ambas partes de la pareja podrían pasar incluso al concepto de castidad permanente forzada. Tiene que haber un consenso y el compromiso de ambas partes para la castidad permanente para que la negación del orgasmo funcione. Próximamente en este blog, una historia del viaje de un matrimonio hacia la castidad permanente y la negación del orgasmo.

Orgasmo mental en castidad

Hay quien cree que para alcanzar un orgasmo se requiere una estimulación física, pero eso no es así, con una buena estimulación mental tanto el hombre como la mujer pueden alcanzar un orgasmo.
¡Se puede alcanzar el orgasmo solo con la mente! 
La intensidad de las contracciones que se generan durante el orgasmo están asociadas con la mente.
Existe la posibilidad de autogenerar un orgasmo a través del pensamiento aunque implica altos niveles de bioprogramación e incluso de una especie de autohipnonis, la cual debe estar orientada a detonar el estímulo sexual hasta lograr la serie de neuroconexiones que conlleva ese instante explosivo.
En el caso de un hombre que lleve en castidad más de 10 días puede alcanzar su orgasmo de forma mental sólo con tocar y ayudar a su pareja a alcanzar uno. Hay una transmisión mental de placer y los orgasmos de ella también los siente como suyos el hombre.
En los hombres existe el orgasmo con eyaculación y el orgasmo sin eyaculación, el orgasmo anal (estimulando el punto P) y también puede tener multiorgasmos, especialmente en los varones que logran controlar su eyaculación y se hacen expertos en el orgasmo seco. Y tanto hombres como mujeres pueden experimentar también orgasmos mentales, de los que ahora trata este post.

El orgasmo mental ha sido estudiado y han demostrado científicamente su existencia.
Una de las pioneras en aprender la técnica de alcanzar un orgasmo sin tocarse fue Bárbara Carellas, quién en la década de los ochenta se hizo famosa en Nueva York por su sexo mental. Bárbara buscó una alternativa sexual sin riesgos debido a la aparición de VIH. En entrevista para una cadena de televisión declaró: " Realmente me gusta el sexo solitario. No estoy casada co la idea del sexo en pareja, creo que nuestra sociedad está extremadamente limitada en su percepción de la sexualidad.  De hecho, Bárbara fue estudiada por un grupo de científicos de la Universidad de Rutgers, quienes se dedican a la comprensión de las conexiones entre mente, cuerpo y sexo en los seres humanos. A través de un medidor de resonancia magnética, los investigadores examinaron a la mujer mientras se generaba un orgasmo y sí, encontraron pruebas bioquímicas de que esto es posible. Las mismas zonas que se activan durante un orgasmo tradicional fueron encendidas durante el orgasmo mental. El estudio se comprobó en 1992, con los científicos Odgen, Whipple y Komisaruk, quienes también realizaron experiencias medidas en laboratorio y comprobaron las similitudes físicas entre ambos orgasmos: Se incrementa la presión sanguínea, se acelera el corazón, se dilatan las pupilas y hay contracción muscular.
Otros orgasmos cerebrales
Las prácticas tántricas y de meditación también hablan del sexo mental a través de la comunión entre alma y sexualidad, lo que demuestra que el cerebro es el órgano sexual del ser humano. La clave está en trabajar con la respiración y fantasear. El orgasmo tanto en hombres como en mujeres, también puede suceder durante el sueño, ser provocado por contracciones involuntarias de la musculatura peripelviana y generalmente durante las fases de REM del sueño (la tercera fase o sueño profundo). Esta contracción de esta musculatura es la causante de los orgasmos en algunas mujeres cuando practican ejercicio intenso. Todos pueden alcanzar un orgasmo mental. Sin embargo, las mujeres son más propensas, debido a que existe una conexión directa entre el cerebro y las paredes vaginales. No obstante, los hombres también pueden lograrlo pero si están en castidad lo pueden tener más fácilmente.

jueves, 28 de mayo de 2015

Más grande y más dura. Capítulo 4/10

Capítulo 4
Leer capítulo 1 
Ver capítulo 3
Jaime me conocía desde que me casé con Max hace ocho años. Por eso siempre hablábamos como viejos amigos -.
Viejos amigos que sólo se podían ver dos o tres veces al año. Cuando esto sucedía, las chispas volaban. Él quería que yo..., lo sé, pero había poco detalle: un anillo de bodas en el camino. También él lo quería. Él era más joven que yo, de unos treinta años, era casi diez años más joven y siempre me pregunté si las cosas habrían sido diferentes si no me hubiera casado y no tuviera hijos con Max. Nunca hubiéramos formado pareja, por supuesto - los dos vivíamos geográficamente muy lejos para eso - pero yo siempre pensé que podría tenerlo simplemente como "amigo con derecho a roce". Pero Jaime era el arquetipo de joven de "éxito". Además era guapo, y trabajador. En la empresa fue ascendido a director a la temprana edad de los 30 años. Mientras tanto, yo había disfrutado de la felicidad doméstica con mis dos permisos de maternidad y nunca tuve la voluntad de viajar mucho por negocios, y encima estar lejos de mi familia. Yo estaba bien, ganaba dinero, no mucho, pero si el suficiente para vivir bien, estaba cerca del techo de cristal que no se aplica sólo a las mujeres. Sabía que también había chicos que no podían avanzar más, por su familia, también - el mismo maldito viejo problema de tener familia. Durante años había tratado de lograr el equilibrio entre trabajo y vida utópica, pero ¿sabes qué? Este equilibrio no existe. Has de elegir o trabajo o la vida. Y eso es todo. Elegí la vida. "No es un crimen ser aburrido," dijo Jaime, bebiendo su cerveza. "Buff, la vida termina siendo aburrida para todos. Por eso tenemos las películas, la televisión, los videojuegos." "Y los zapatos", dije sonriendo. "Nosotras, las mujeres siempre tenemos los zapatos." "Gracias a ellos!" Y él dijo, mientras tintineaba mi botella con la suya. "Y estos son unos zapatos especialmente magníficos!" "Gracias! Voy a comprarme otros. ¿Puedes adivinar de qué marca son? "Manolo Blahnik", sonrió. "¿Eh? ¿Cómo diablos lo sabes?" "Yo soy un seguidor dedicado de la moda", se rió. "Sobre todo la moda femenina. Especialmente talones altos. Nada es más sexy que una mujer hermosa en un hermoso par de zapatos de tacón." "Excepto un hombre negro, delicioso, en un traje. Camarero, dos cervezas más, por favor?" Se sentó y aplaudió suavemente. "Oye, pero mírate! Lo has adivinado mi Manolo Blahnik vestido con un Ozwald Boateng. Buena suposición. Bueno, al estilo de Londres." "La ropa hace al hombre. La mujer, por supuesto. "Él respondió. El camarero sirvió dos más cervezas en frente de nosotros. "Así que vamos al tema ?", Dijo Jaime, inclinándose hacia adelante. "Estamos bien aquí. ¿Vas a contarme la fantasía de tu marido o no? " Sentí que mi pezones se ponía erectos, y miré bien al precioso hombre que estaba delante de mí. "No lo sé. Debería? " "Oh por favor. No voy a decir nada a nadie, lo prometo! " Hice una pausa por un momento. "Mierda. Él quiere verme siendo follada por otro hombre ". Jaime se rió. "Hilarante! Esto no es serio, ¿verdad? " Me incliné acercando más mi cara a la suya. "Él quiere verme siendo follada por otro hombre .... y no, eso no era un eco." Jaime se quedó en silencio durante unos segundos. Negué con la cabeza: "Juro por Dios. Eso es todo. " "Bueno, entonces..." "Esa es la idea." "No, quiero decir ... ah, ¿sabes lo que quiero decir. Está bien? Hice que sí con la cabeza lentamente. "Yo no estaba del todo segura de qué pensar al principio. Me tomó un tiempo por que eso no sólo se entiende adecuado para mí, ¿sabes? Así que empecé a imaginar que él quería practicar el swing, que entonces podría tener relaciones sexuales con otras mujeres ". "Y él quiere?" "No. Sólo quiere que lo haga yo. Él quiere que yo sea su hotwife. Una esposa promiscua. Eso es lo que él llama. Hay algo que se llama cornudo creo, supongo que, técnicamente, sería si tuviera relaciones sexuales con otro hombre mientras él no lo sabe. Quiere que le cause humillación. Él me jura que quiere verme estar satisfecha, alcanzar un orgasmo con otro hombre. Pero un hombre con un ... uh .. ¿cómo voy a decir ... " "Sólo puedo decir." "Con un pene grande. Quiere que sea un hombre que tenga un pene mucho más grande que el suyo. Y más en forma, de físico superior. Y ... eh ... " James sonrió, adivinando. "Negro?" "¡Sí!" Me reí. "Un tipo negro. Ahora estás viendo a dónde va esto? " Bueno, tu estás sentado frente a mí. Pero ¿qué pasa con los chicos blancos con esta suposición de que no todos tenemos grandes pollas, ¿eh? " Me reí y tomé un sorbo de cerveza, nerviosa por revelar los detalles de la fantasía de Max. "¿Crees que esto es un poco racista?" "Putz, no! Es estúpido, es un cliché, un mito. Confía en mí, estoy seguro de que hay hombres de todas las razas y colores con pollas grandes, medianas y pequeñas. Los negros no son una excepción ". "Así qué categoría caes ...?" "¿Yo? La mia es grande como la de un caballo, por supuesto ". Los dos nos echamos a reír antes mirar a nuestros ojos el uno al otro. ¿Quería saber? ¿Realmente quería saber cómo se siente una polla distinta dentro de mí después de todos estos años? Un chorro húmedo entre mis piernas me dio la respuesta. "Vamos! Acaba tu cerveza yo te llevaré a casa. Tu puedes contarle a tu marido que ha estado por los pelos ". "No sé hasta qué punto.", Le contesté. "Oh, lo sé." Jaime destacó. Se inclinó hacia delante y me susurró: "He querido hacerlo contigo desde el momento en que te conocí hace ocho años. Cuando me enteré de que ya estabas casada, me derrumbé. Yo he hecho el amor contigo en mi mente una y mil veces. Pero por encima de todo esto, me siento orgulloso de tenerte como mi amiga. Si esto es todo lo que puedo tener, eso es lo que voy a disfrutar ". Por un momento, se me rompió el corazón. Hubo una honestidad, una tristeza en sus ojos. Todo lo que quería era agarrarlo con mis brazos y besarlo apasionadamente, sentir tu cuerpo contra el mío, y dejar que me poseyera en cualquier lugar, en cualquier momento, para satisfacer su deseo. "Voy a por tu abrigo." Él sonrió. Ver capítulo 5

miércoles, 27 de mayo de 2015

Más grande y más dura. Capítulo 3/10

Capítulo 3.
Ver capítulo anterior.
Apenas podía pensar con claridad, no solo, en el trabajo. Jaime era el galán de la empresa, el soltero que nunca parecía tener escasez de mujeres hermosas que se ofrecían a él de forma descarada entre risas histéricas, cada vez que venia a visitarnos desde su oficina en Barcelona. Su presencia les afecta demasiado, era lo menos. Hoy no era una excepción. Después del pequeño episodio de Max de ayer, esta mañana, pasé la mayor parte de los 40 minutos en el coche con un tráfico frenético. Me resistí a la tentación de tocarme y masturbarme, a pesar de la promesa que me hice a mí misma que haría eso. En su lugar, decidí calmarme y recordé en mi cabeza todas las razones por las que prometí que nunca, nunca engañaré a mi marido. En primer lugar, hemos tenido una buena vida. Tenia miedo de entrar en el mundo del swing - o cuernos, o esposas calientes, hotwife, o al diablo como le llamen - al parecer eso estaba mal en casi todos los niveles posibles. ¿Y si me gusta demasiado? ¿Qué pasa si mi atracción por Max se pierde? Entonces, ¿qué será? Separación? Divorcio? En segundo lugar, me acordé de que yo era la madre de dos niños, ambos todavía en la escuela, e incluso la más mínima posibilidad de que alguien descubra todo sería mortal para mí. Yo nunca podría hacer frente a las otras madres en el patio de la escuela, a pesar de lo patética y superficial que pueda parecer esas amistades. Si alguna de estas perspectivas no eran lo suficientemente horribles, había una tercera, y más verdadera razón. Es sólo que simplemente no quiero hacerlo. Aunque Max daría un riñón por ver que esto suceda (sólo se necesita uno, al parecer) simplemente eso no va a suceder. Mientras pensaba en lo que él quería y yo quería - es importante recordar que todavía estaba empezando a aprender a estar de acuerdo con esto, al igual que lo es un deseo, una fantasía - no importa realmente al final. Él me estaba pidiendo hacer algo que involucraba mi cuerpo. Mi vagina. De ninguna manera! Y entonces apareció Jaime. "Maldita sea, Amanda. Jo juro por Dios que tienes mejor aspecto, cada vez que te veo estas más hermosa." Dios mío! ¿Por qué dijo eso? Maldita Sea! Malditos ojos hermosos y profundos y el moreno de su piel lisa. Maldito cuerpo tiene, alto y vestido en ese delicioso traje de marca. Mordí los labios. "Encantador como siempre, James," dije voz profunda seria y atractiva, las palabras son las que a las mujeres nos hacen derretir. Sonreí, mi corazón latía muy rápido. "Pero tú sabes que soy una mujer casada, que no lo recuerdas?" Puso sus manos en alto. "Oh, no te ofendas. Sólo creo que una mujer hermosa merece ser elogiada, eso es todo." "Me puedes saludar de este modo cualquier momento que desees," me reí. "Mira, te ves más joven cada vez que te veo. Me encanta lo que has hecho con tu pelo." Me sentí ruborizada mientras nerviosamente pasé la mano por mi pelo recién ondulado sobre mis hombros. Se dio cuenta de mi nuevo peinado. Mierda. Este tipo es perfecto? Se da cuenta del cabello de las mujeres! "Gracias. Voy a tener que recordar a mi marido para que él sea tan considerado como tú." "Oh, ¿cómo está Max?" No hablas con él! No quiero hablar de eso! "Él está bien. Ya sabes". "Y los hijos? Ellos se parecen mucho a los pequeños bebés que recuerdo, ¿verdad?" "Oh, no. Se pelean como perros y gatos. Como era de esperar. ¿Cómo te van las cosas? Hay alguna mujer con suerte en tu vida ahora?" Por favor, di que no! Por favor, di que no! Por favor, di que no! "Tú me conoces", sonrió. "Estoy demasiado ocupado para una mantener una relación a tiempo completo. Yo prefiero a coquetear con hermosas mujeres casadas." Dijo irónicamente. Y así fue. De repente se quedó en silencio. Me gustaría que una hermosa mujer casada fuera de mí. Deseo que me hacía quedar sin aire y gemir y rogar por su polla. Quería envolver mi cuerpo alrededor de su cuerpo musculoso y tenerlo muy dentro de mí, olvidando mi marido por completo. Quería que fuera yo esa mujer ardiente y transformarme en un hotwife. "¿Quieres un trago?" Yo pregunté. Él arqueó las cejas. "Estrictamente profesional?" "No", le sonreí. Mi estómago estaba helado. "Tal vez me comporto yo. Tal vez no. Tal vez me quedaré en el término medio." "Tu eres una mujer casada, este anillo me hace recordar en este momento." Miré a mi anillo de boda. "Sí, bueno, no dejes que te detenga. No me detendrá. Ya no es así." Jaime se rió nerviosamente y miró alrededor de la habitación. "¿Hablas en serio, Amanda?" Él susurró. "Tu no estás pensando seriamente en traicionar a tu marido, ¿verdad?" Me mordí el labio. "Sería una traición si lo hiciera" "Yo ... ... no lo sé." "Vamos", le sonreí. "Vamos a echar un trago. Te contaré una fantasía loca que mi marido y entonces podrás decirme si quieres hacer algo al respecto."

Cinturon de castidad. Príncipe Alberto. Cómo se coloca en imágenes.

El piercing príncipe Alberto es uno de los piercings más comunes en genitales masculinos. Éste es un piercing tipo anillo que se extiende a través de la parte inferior del glande desde la abertura uretral hasta donde el glande se encuentra con el tallo del pene.
En el control de la castidad se puede aprovechar este tipo de piercing para poner una jaula especial como la PA-5000, con este tipo de piercing. Se garantiz una mayor seguridad y comodidad en el control de la castidad que con otros tipos de jaulasde castidad.


sissytrainingbarbie:

Great post thanks ! Barbie has a PA -5000 haven’t worn it awhile but have some great pick I’ll see about posting
sissytrainingbarbie:

Great post thanks ! Barbie has a PA -5000 haven’t worn it awhile but have some great pick I’ll see about posting
sissytrainingbarbie:

Great post thanks ! Barbie has a PA -5000 haven’t worn it awhile but have some great pick I’ll see about posting
sissytrainingbarbie:

Great post thanks ! Barbie has a PA -5000 haven’t worn it awhile but have some great pick I’ll see about posting
sissytrainingbarbie:

Great post thanks ! Barbie has a PA -5000 haven’t worn it awhile but have some great pick I’ll see about posting
sissytrainingbarbie:

Great post thanks ! Barbie has a PA -5000 haven’t worn it awhile but have some great pick I’ll see about posting
sissytrainingbarbie:

Great post thanks ! Barbie has a PA -5000 haven’t worn it awhile but have some great pick I’ll see about posting

martes, 26 de mayo de 2015

Control de castidad. Orgasmo mensual permitido

El permiso mensual para correrse de mi marido se lo doy en una fiesta mensual que hago con mis amigas . Todo empezó por una despedida de soltera y allí en lugar de contratar a un boy, propuse a mi marido para que se dejara tocar por las chicas. Desde entonces cada mes organizamos esta fista que es todo un éxito, y cada vez vienen más chicas a verlo.
Él como en la despedida de soltera, se mantiene en castidad guardando todo su semen un mes entero sin ningún orgasmo esperando este día.
Como ya he dicho, ya se ha convertido en todo un acontecimiento en el pueblo, es una fiesta popular entre las chicas casadas y solteras. Él debe aguantar todo el día sin correrse hasta que todas las muchachas hayan tenido su turno de cien movimientos estimulando a su pene. No puede correrse aún, y debe avisar que paren para volver a empezar. Todas juegan con su polla a turnos. Esto era su fantasia para una fiesta de una vez, pero ya llevamos 5 meses así.
Cuando todas ya han tenido su turno, sólo yo, su mujer toca su instrumento, interpretando mi obra, cómo si de una solista virtuosa se tratara, que toca a un instrumento bien afinado, y puede alcanzar su orgasmo. Si bien yo lo hago muy lentamente, hasta que, poco a poco, como en un in crescendo, alcanza un final fuerte en que eyacula abundantemente. Entonces, entre aplausos, le vuelvo a colocar su preciado cinturón de castidad, y lo bloqueo con seguridad. Los aplausos le hacen sonrojar.

Más grande y más dura. Capítulo 2/10.

Capitulo 2. Ver Capítulo 1
 "Esto es Sildenafil!"
 Mi marido estaba usando un cuchillo de cocina afilado para cortar una pequeña píldora azul con panuelos de papel en ambos lados de la hoja para evitar que las mitades de la pastilla dividida volaran a través del banco de cocina, unos minutos después de que yo le preguntara qué había traído a casa esa mañana. "¿Qué estaba mal que necesitaba Viagra?" "Nada", respondió. "Es muy cara. Este es el Viagra, pero sin la marca y cuesta sólo la mitad del precio. ¡Mierda!" "Está mal!" Se apoyó en su trabajo. "Eso no fue el mejor corte. Un trozo era mayor que el otro." Suspiré. "Bueno, eso es porque eres demasiado tacaño para pasar cinco dólares en un cortador de pastillas. Y también eres demasiado tacaño para comprar la verdadera Viagra, me parece a mí." "Pero esto es igual sólo con un nombre diferente. Viagra es lo mismo que Sildenafil ..." Levanté las manos en alto. "No importa! Cualquiera es buena. Recuerdo que Daniel me dijo que era" genuina " la que traje a casa. Acabamos dando muy mal con él. Es mejor que sea capaz de cumplir con esto, o voy a tener que empezar a buscarte un hermoso negro, dotado y bien potente en Internet ". "Pero eso es ninguna amenaza. Tú sabes que yo quiero ". "Por supuesto que quieres, querida." Sonreí, besándolo en la mejilla. "Ten cuidado con lo que deseas. Yo usaría la parte más grande de la pastilla del viagra genérico si yo fuera tú. No queremos que tu pequeña pollita se ablande y sea inútil ahora, ¿verdad? " "A tu puta!" "Guau! Realmente te gusta oírlo ". Me reí. "También me gusta que decir." Golpea mi culo! "Si, me gusta.  Amanda, te ves maravillosa hoy ". Una mujer nunca puede tener suficientes elogios, sobre todo cuando los días de competencia con las nuevas chicas veinteañeras y sexy se han ido hace mucho tiempo. "Gracias cariño." "Y ... nada a cambio. Esto era  parte de nuestro pequeño juego, aunque yo no sabía hasta dónde podía llegar. Personalmente, no me gusta humillar a Max a veces, pero yo sabía lo mucho que le excitaba. "Tú también eres muy bueno ..." Sonreí, "... con un poco más de ejercicio vas a estar en forma en poco tiempo." Él negó con la cabeza. "Él tocó su pene y sus bola, prometiendo que se esforzará para tener una erección.  El era un hombre de más de 40 años, y tenia problemas de erección.
"Yo no he dicho que estés equivocado." Di unos pasos deslizantes sobre mis talones, y agarré mi bolso. "Es difícil para mí pasar todo el día viendo cuerpos sanos y tonificados y llegar a casa después para de ver a alguien con un cuerpo tan ... mierda." ¡Mierda! Eso sonaba duro. No tenía peor palabra para describir a un hombre? Podía decir 'feo' es más honesto. Pero 'más o menos'? Eso sonaba casi tan despreciable, irrelevante o demasiado común para llegar al punto de ser deseada.
"Lo siento." Sonreí. "No fue mi intención. Tienes una apariencia muy amable. Yo sólo estaba tratando de jugar un poco más porque sé que te gusta eso ". "En realidad, ya tengo una erección." "¡Oh, por el amor de Dios!" Me reí. "Yo te insulto y tu consigues una erección? Creo que necesitas ayuda, Max. En serio, has tomado mucho de esta "Sildecoisinha '" "Sildenafil" o como se llame ese viagra genérico. Mira ya sé cómo debes llamarlo: Falsagra. Sabes? " Sonreí. "Lo tienes que patentar." Me puse los zapatos de tacón, cogí las llaves de mi coche y le di un beso en la mejilla. "Lo siento
pero ahora me tengo que ir. Había quedado para una reunión de trabajo,no voy a estar de vuelta antes de las nueve de la noche, ¿de acuerdo? Esperame!" Dije cuando me puse en la puerta. "Te vas a follar a otro hombre, ¿verdad? Me di la vuelta y caminé lentamente hacia él, mis ojos fijos en los suyos. "Eso es lo que se podría pensar? ¿O es simplemente es que te gusta? " "Eso es lo que me gusta", dijo, haciendo una pausa ligeramente. "Eso es lo que quiero y voy a hacer." Le susurré al oído: "Sí, Max, he quedado con un joven negro, para que meta su gran polla en mi coño húmedo. Otro hombre se va a follar a tu mujer! Un hombre de verdad. Con una polla más grande, más dura, mejor que tú.
¿Sabes por qué? Porqué tu no eres lo suficientemente bueno para mí. Tu cómo hombre no me puedes satisfacer.. Necesito a otro ". "Por Dios, Amanda, mi polla no es tan pequeña." Miré el volumen en sus vaqueros y risa burlona: "A a esa cosita lo llamas grande "? Si no puedo ni verla. Anda ve y masturbarte cuando me haya ido. Tan pronto como me fui de casa y me subi a mi Audi, yo sabía que tenía que parar en algún lugar tranquilo. Mi ropa interior estaba empapada, mis pezones erectos dentro de mi sujetador de aros. Luché para entender este fetiche que tiene loco a mi marido y a mi. Pero ¿qué hay de mí, ¿por qué yo estaba excitada con este juego?

lunes, 25 de mayo de 2015

Más grande y más dura. Capítulo 1/10

Capítulo 1
"Él me la estaba clavando profundamente dentro de mí, fuerte golpeando su polla en mi coño, mientras que mi marido yacía sentado, impotente, humillado, derrotado."
Cuando descubres que has sido engañada por el hombre que realmente amas. ¿cómo te sientes? ¿Te sientes idiota? Una tonta por confiar en su marido, su alma gemela, el padre de sus hijos? ¡Mierda!
¿Crees que lo sabes, ¿verdad?
Pensé que Max lo sabía, pero estaba equivocada. Cuando él me hizo saber, en una tarde aburrida de hace tres años, que él quería que yo hiciera sexo con otros hombres, sentí como si me dieran un puñetazo en el estómago. "Tengo algo que decirte", dijo. Yo no estaba preparada para oír eso. Pero, extrañamente, sentí que debía de haber reunido una gran cantidad de valor para confesar y admitir este fetiche y, más importante aún, no lo mantuvo en secreto con él durante más tiempo. En primer lugar, yo estaba confundida al extremo, y cometí el error clásico - diciendo a mí misma - que el quería en realidad una excusa para buscar relaciones sexuales con otras mujeres.
Yo me sentía muy, muy mal por eso. Pero no, no era eso. Max simplemente quería que yo tuviera relaciones sexuales con otros hombres. Él quería que yo fuera feliz, dijo. Él quería verme satisfecha. Quería negros preferiblemente los hombres más jóvenes para mí, que me penetrara un hombre de color, a su esposa durante ocho años, y madre de sus dos hijos. Él quería que tuviera sexo conmigo sin protección, y se corrieran dentro de mí. Él quería verlo y luego poder recuperar a su esposa con el coño todavía lleno de semen, y limpiar mi coño.
Una gran cantidad de llanto, niveles irracionales de ira y confusión unido a la urgente necesidad de vomitar es lo que sentí. Incluso pensé en los riesgos potenciales, por el amor de Dios? ¿Qué pasa si cojo una ETS? Dios, ¿qué pasa si me quedo embarazada? Cuando me calmé, vi muy, muy claro que esto no iba a suceder. Fantasía, sí. Realidad no, nunca.
¿Realmente me gustaría tener relaciones sexuales con un joven semental negro, bien dotado, que me haría venir una y otra vez con su polla grande y dura? Oh sí! Pero me casé por una razón: para ser fiel a un solo hombre. Si no, ¿qué demonios hace este anillo en el dedo? Yo era una mujer exitosa, una devota esposa y madre amorosa. Max nunca entendió esto muy bien. Siguió amenazando con sorprenderme cualquier día, al llegar a casa para encontrar a los niños, y en lugar de ellos, aparece un amante negro y musculoso listo para mi. Expuse mi posición de forma muy clara: hazlo y tendrás el divorcio. No se hable más. Y sin embargo, allí estaba yo. Desnuda a excepción de mis tacones altos y mi anillo de boda. Mis bragas eran utilizadas para amordazar a mi marido. Mi coño empapado estaba llena de una gran verga negra y palpitante, el tipo más bién dotado que he sentido en mi vida a mis 41 años. Yo había sido engañada por mi marido, esperando un regalo para este cumpleaños de forma muy diferente. Estaba fuera de mí y enojada, pero ahora, ya no lo siento. Así es como me sentía al ser follada por un hombre de verdad. Max había sido estúpido como para dejar que este "genio saliera de la botella." Él consiguió su deseo. Cuando comenzé a gemir incontrolablemente en un éxtasis puro, que pronto aprenderá a lamentar.
Leer capítulo 2

domingo, 24 de mayo de 2015

Más grande y más dura. Capítulo 0/10.

A partir de mañana y cada día habrá una entrega de un intenso relato de un romance de castidad en 10 capítulos.
Sinopsis: 
 Max y Amanda llevan ocho años casados y tienen dos hijos. Durante años, Max había fantaseado con que su bella esposa Amanda era poseída por un hombre joven, negro y bien dotado. Pero Max cruzó la línea al engañar a su esposa y a un compañero de trabajo de ella, Jaime, para llevar a cabo su fantasía en una noche de pasión. Sólo que su artimaña será diferente de lo que había planeado. Furiosa por haber sido engañada, Amanda y Jaime actua contra Max, por lo que su fantasía de puesta de cuernos se convierte en pesadilla. Atado, amordazado y con un cinturón de castidad, deberá ver, impotente y vulnerable, como un hombre de verdad se encuentra con su esposa - una humillación devastadora, y Amanda se convierte en la mujer que nunca pensó que podría llegar a ser.
Ver el capítulo 1

¿Qué es lo que deberían hacer las mujeres en la cama, en opinión de algunos hombres?


Los hombres, biológicamente, están predispuestos a esparcir su semilla y las mujeres a recibirla, según la evolución de la especie.

En una encuesta sobre satisfacción sexual las mujeres se quejaban, en general, de que los hombres son demasiado veloces, eluden con facilidad los preliminares, no cuidan lo suficiente su higiene y no son demasiado creativos en la cama. A menudo son demasiado directos o demasiado bruscos. El juego de la castidad puede resolver muchas de estas actitudes que no gustan a las mujeres de algunos hombres. Un hombre con su pene encerrado en castidad va a ser mucho más paciente y trabajará mucho más los preliminares que si te la puede clavar enseguida.

En cambio la respuesta de los hombres con respecto a la actitud de las mujeres en la cama era muy distinta. Ellos se quejan de que las mujeres son demasiado ambiguas y no expresan claramente sus deseos o necesidades, y las acusan una gran falta de colaboración y creatividad.

¿Qué es lo que deberían hacer las mujeres en la cama, en opinión de algunos hombres? 
Ellos desean que las mujeres expresen sus necesidades sexuales. Aunque no lo parezca, la seguridad sexual de los hombres puede ser frágil, y cuando las mujeres no verbalizan claramente sus necesidades o sus apetencias sexuales, los chicos experimentan ansiedad y se ven notablemente agobiados. Presumiblemente, una mujer tiene sexo con un hombre porque ella quiere.
¿Por qué no es capaz de expresar sus deseos? Es muy probable que ni ella misma sea consciente de cuáles son esos anhelos sexuales. También puede sentir vergüenza de sonar demasiado explícita o demasiado directa. Sin embargo, parece que esa claridad es algo que los hombres agradecerían.
Aprende, colabora, contribuye.
Ningún hombre espera que una mujer sea una experta sexual, pero sí desean que su pareja conozca ciertas técnicas básicas o, al menos, esté dispuesta a aprenderlas. Proponer juegos, como el de la castidad para tu pareja puede ser un estímulo.
Si es la mujer la que tiene la llave, el hombre sabe perfectamente cuando le liberan que la mujer quiere tener sexo. Ella elije el donde, cómo y cuando.
En una buena relaciones sexual ha de prevalecer la comprensión y comunicación acerca de los aspectos más prácticos del encuentro sexual, no hacer nada forzado, presionado u obligado.
Si las mujeres quieren tener un sexo gratificante y no lo tienen, lo primero que han de preguntar a su pareja con qué frecuencia se masturba, cuándo fue la última vez que lo hizo.
Esto será un primer paso para encontrar la solución, que podría ser el juego de la castidad. Si un hombre se masturba esto influye mucho en la calidad del sexo de una pareja, pues gran parte de la energía del hombre se desperdició. 

Mujer sé creativa, atractiva y segura.
 En la intimidad todos tenemos encantos y atractivos que podemos explotar.
Los hombres consideran atractivas a las mujeres seguras de sí mismas. Recordad que la actitud, la pose, los movimientos, el peinado o el olor son también exteriores, e influyen mucho. Si estás segura de tu atractivo personal, y tienes a tu hombre controlado en castidad podrás preocuparte sólo de disfrutar tú primero. Déjate querer.
Finalmente, la intimidad, la confianza, la seguridad y –claro– el amor son los ingredientes que más fielmente garantizan una relación sexual plenamente satisfactoria.

Control de castidad. Aumentando el nivel de la castidad al marido.

Llevamos casados ​​unos tres años, y al principio jugamos un poco con la castidad usando al principio un CB6000s y más tarde busqué uno más corto y metálico. El metálico se ajusta a mi marido mucho mejor debido a su mayor ventilación y además aún tiene menor tamaño que el CB 6000s.
En el pasado yo tuve dos novios que me engañaron, yo me sentía aliviada cada vez que mi marido se ponía esto del cinturón de castidad. Al principio fue como un capricho de él, pero yo acepté tener la llave ya que así no iba a perseguir a otras mujeres. Tengo que decir que es maravilloso saber seguro que tu marido no te engaña con fulanas.
La jaula de castidad sólo se la ponía durante unas horas al día, sólo para cuando estaba fuera de casa. Ya le había pillado masturbándose en casa varias veces, y es algo que no me gustaba que hiciera sin mí. No sólo es una gran pérdida de tiempo, pero es como robarme a mí, porque él no está atento, ni amoroso durante tres o cuatro días después de que eyacule. La última vez que lo pillé le pedí a mi marido que quería que llevará la jaula más tiempo, incluso en casa, durante el día. Ahora me gusta más como compañero cuando él está encerrado. Él es mucho más agradable, atento, y cariñoso, por no hablar de que el se encarga de arreglar la cocina y de la limpieza. Al principio todo lo que tenía que hacer era hablarle de que yo quería que se lo pusiera, pero después de unos años vi que le gustaba que en vez de pedirle a él que se lo pusiera, que se lo ordenara cada día. Creo que en realidad le gustaba que le ordenara y que comprobará antes de salir de casa que se lo había puesto bien. Hubo un par de veces que se negó a ponérselo, y aparte de hacerlo esperar más tiempo hasta que le permití sexo no había mucho más que yo pudiera hacer. Yo no soy de las que van a atar a su marido cuando está quitando o poniendo la jaula de castidad. El aceptó ponérselo todos los días.
Así que normalmente le niego su orgasmo durante una semana. Pero con el tiempo he ido aumentando ese tiempo a varias semanas. Me gustaba saber que él estaba encerrado y que empecé a pensar cómo podía contar con él de esa manera más a menudo, hasta que encontré la respuesta hace unos seis meses. Yo le había mantenido encerrado un tiempo récord que nunca había alcanzado antes, llevaba cuatro semanas encerrado todo el tiempo, excepto por la noche cuando estamos los dos juntos en la cama, y sin orgasmo para él, en ese mes él había sido tan bueno y amoroso haciendo todo el trabajo de la casa, por lo que decidí desbloquearlo y darle un orgasmo. Nunca le desbloqueo hasta que él me haya dado al menos un orgasmo bucal. Si lo hacemos al revés es poco probable que él esté el tiempo suficiente haciéndome el sexo oral para que me corra. Se tumbó en la cama y yo estaba desmontando su jaula como hago a menudo, y había cogido la llave de su candado de mi cuello y abrí la jaula. Lo quité y cuidadosamente puse todas las partes a un lado. Como él estaba conmigo yo estaba apretando sus pelotas como hago a menudo para animarle y él alcanzó una rápida erección y vino. Se corrió sin siquiera tocar su pequeño pene. Había una gran cantidad de semen, a él le gustó mucho su orgasmo, eso de esperar cuatro semanas para ser exactos, y fue al menos el doble de cantidad de lo que solía eyacular. Me acosté relajada. Después de unos minutos me di cuenta de su pequeña polla se había desinflado. Entonces cogí la jaula y la puse sobre su pene. Cerré firmemente de nuevo. El me preguntó por qué había lo bloqueado de nuevo por la noche cuando nunca lo había hecho antes? Yo simplemente le dije que quería llevarlo al siguiente nivel y esto es lo que iba a hacer. Ahora sé seguro que mi marido no se ha masturbado en los últimos seis meses, porque la única vez que su pequeño pene ha estado libre es cuando yo lo he dejado salir, para estimular su pene sin orgasmo un rato, para él le resulta muy placentero el sentir una erección, y por eso se lo permito casi todos los días, aunque sea unos minutos. Él se ha adaptado bien a llevarlo a tiempo completo, y ahora  sólo se corre una vez al mes. Él me dijo un orgasmo una vez al mes es un orgasmo muy poderoso por el que valía la pena la espera, y yo estoy feliz de hacerlo esperar. Sin embargo he leído en la web de que hay hombres que sus parejas les dan de forma regular un orgasmo cada tres meses y me dan ganas de llevarlo aún más lejos. Me imagino que si lo dejo venir una vez al mes él tarda una semana para volver a estar atento otra vez conmigo y estoy perdiendo doce semanas de él o tres meses al año. Si sólo lo dejara correrse una vez cada tres meses sólo perderé cuatro semanas o un mes al año. Después de todo no es el tiempo que la mayoría de la gente tiene de vacaciones, cerca de un mes, al año? Si su empleador sólo le da un mes, entonces ¿por qué yo debería conformarme con más tiempo? El siguiente nivel después de este será el de la castidad permanente en el que sólo se correrá una vez al año, a modo de recordatorio. Aunque cuando cumpla los 50 años ya no le voy a permitir que se corra nunca más.

Castidad al servicio de mi suegra.

llevaba varios años en paro, pasaba mucho tiempo en casa, mientras mi mujer trabajaba.
Mi mujer había descubierto que me masturbaba repetidamente cuando ella no estaba en casa y que incluso cogía su ropa interior. Ella se sintió muy molesta y traicionada, pero yo le dije que no podía evitarlo que me aburria en casa...., medio en broma le dije que tal vez quisiera ponerme un cinturón de castidad para que mi pene fuera suyo en exclusiva.
Ella nunca vió nada bien el tema de la masturbación, pero mucho menos que cogiera su ropa cuando ella no estaba. Me dijo esto se iba a terminar. Creo que debes aprender de una vez por todas saber lo que significaba ser mujer y el respeto que se le debe tener.
Ella me contó que lo había hablado con su madre y que ella había encontrado una solución a nuestros problemas, donde todos saldríamos ganando. Le pareció el tema del cinturón de castidad que yo había propuesto como muy acertado y si me aburría tanto y quería saber que era ser una mujer lo sería, pero que trabajara para ella en su casa. Recientemente la interna que tenía se había vuelto a su país y estaba buscando a alguién de confianza. De este modo fué como mi suegra sacó la posibilidad de literalmente hacer realidad mi deseo de convertirme en una mujer pero no podia masturbarme nunca en su casa. Su idea era que me quedara en su casa como una interna de lunes a viernes, como su personal criada para todos los quehaceres de la casa.
El plan de mi suegra comenzó con la llegada de un cinturón de castidad que había encargado para mi. Luego me hizo ir a comprar ropa de mujer para mí e incluso una peluca, me acompañaron mi mujer y mi suegra. 
Al llegar a casa de mi suegra me dejó claro que cuando me pusiera la ropa era la criada todo el tiempo, y tendría que interpretar mi papel todo el tiempo que estuviera allí vestido de mujer. Ella empezó supervisando mis tareas y corrigiendo mis fallos, así fué como iba aprendiendo a hacer mis tareas diarias de cocina, limpieza y planchado, y a comportarme y vestir como una criada.
Cada día cuando llegaba a casa de mi suegra mi esposa para comer, me ignoraba pues tenían que interpretar su papel todo el tiempo. Cuando llegaba el fin de semana libraba, volvía a casa vestido de hombre y ya no quedaba en mi nada de rastro de mujer y apenas ya me sentía con ganas de volver a vestirme de mujer.
Mi suegra cada semana me trataba con más firmeza y dureza mis descuidos y desidias, pero no sé si fue al estar en castidad, pero tuve un gran espíritu de superación para ser cada día mejor en mi trabajo y comportamiento.

sábado, 23 de mayo de 2015

Fin de semana sin castidad.

Yo y mi esposa hemos estado juntos más de dos décadas. Con los años, la monotonía hicieron que el sexo disminuyera. Pensando en que la castidad podría renovar nuestra energía sexual, le presenté a mi mujer la idea. Ella al principio se mostró reacia, pero tras insistir y informarse sobre el tema accedió a darle una oportunidad al tema de la castidad forzada.
Ha estado enjaulado desde diciembre de 2013, sólo durante el día, no por la noche cuando estamos en la cama juntos. El experimento está teniendo éxito y el pene estará enjaulado hasta al menos hasta marzo de 2016. Así es como desde que empezamos con la castidad nunca me he masturbado. Sólo me ha tocado mi mujer. Este viernes por la noche, ella por sorpresa ha decidido que celebremos el fin de semana de la masturbación y quiere que yo consiga eyacular doce veces antes de que finalice este fin de semana. Debo masturbarme mientras ella observa.
En todo este tiempo que llevo en castidad tengo un promedio de una eyaculación sin orgasmo cada 10 o 11 días. Así que a finales de año, debería haber acumulado cerca de 30 eyaculaciones. Eso sí también habré estado cerca unas 1000 veces o más, unas dos veces al dia me estimula sin que yo me corra; va con el lote de estar enjaulado. Yo dudo que ahora pudiera llegar a tener doce eyaculaciones en dos días. Sin duda, yo lo hubiera hecho sin ningún problema cuando yo tenía treinta años, incluso en un día, pero ahora lo dudo, sobre todo si no es por mi propia mano. Mi mujer dijo que había estado pensando en que yo me hiciera una paja para ella, pero decidió no hacerlo. Recordó que no me había hecho ninguna paja desde que empezamos la castidad forzada en diciembre de 2013. No estoy seguro, pero creo que le gusta que la masturbación ya no sea una opción para mí. El sexo ha mejorado con la castidad, en cantidad y calidad, nunca tengo gatillazos, ni mi pene está fláccido. Ella tiene más orgasmos que nunca antes, y con más frecuencia, una o dos veces al día me masturba, y también hacemos el amor casi a diario. Y siempre ella me deja cerca del borde o soy yo el que debo parar cuando sea el momento. También con frecuencia ella utiliza su boca para darme sexo oral, pero no me deja venir dentro de ella. De hecho me recuerda constantemente cuando lo hace, que no me debo correr, que no quiere que eyacule.
Según Wikipedia, La masturbación es la estimulación sexual de los propios genitales de uno para la excitación sexual o de otro placer sexual, por lo general hasta el punto del orgasmo. No estoy seguro como se llama cuando alguien te masturba. Así que en lenguaje popular, "paja" tiene que ser suficiente. Además un trabajo mano no tiene que terminar en orgasmo. Preguntame a mí, que soy un experto en orgasmos arruinados. El hecho es que cada keyholder quiere hacer feliz a su hombre enjaulado. Ella intelectualmente sabe que quiero que me torture de diversas maneras; que sienta su control. Pero aún así, ella es mi ama de llaves, y ella se preocupa por mi y quiere complacerme, aunque de esta manera claramente perversa. Irónicamente, al menos en mi caso, lo que me complace más es ver a la señora obtener placer de hacerme todas estas cosas a mí. Me encantaría verla divertirse. Sé que algunas de las cosas que hacemos la hace reír. A ella le gusta verme quererme correr sin conseguirlo con los orgasmos arruinados, sabiendo que ella se detendrá justo antes de que pueda eyacular. A ella le gusta cuando le digo lo cachondo que estoy. Bueno, eso ya es un gran paso. Desde mi punto de vista, creo que disfruta del placer perverso de la frustración de mi pene. Ver a alguien que usted ama sufrir por la desesperación debe ser muy triste. Pero al ver a esa persona sufrir porque él pidió sentir la frustración es realmente divertido. Ya sabes, el famoso dicho, "Ten cuidado con lo que deseas". La diversión en mi situación es lo incómodo y frustrado que me siento con este tratamiento. Lo más divertido es cuando te das cuenta de que ya no tienes ningún control sólo tienes para tí mismo la culpa. Seamos sinceros. La castidad forzada es un juego de ironías y bromas.

Lista de cosas que la mujer puede hacer para controlar a su pareja.


No todo se puede aplicar en todos los casos, y puede haber cosas de la lista que no funcionen para usted.  
1. La mujer debe absolutamente tomar el control total de sus orgasmos!
Usted debe conseguir que use un dispositivo de castidad de algún tipo. Usted debe ser la única en tener la llave. Sólo permita que salga fuera a su única discreción, por ejemplo por la noche cuando esté en la cama con usted, o sólo para limpieza o jugar sin eyacular.
2. Controle sus propios sentimientos de culpa.
Nunca le debe permitir tener ningún tipo de orgasmo sin su permiso. Debe estar enterada de todos. Si usted siente que se merece un orgasmo ...se lo arruina! Recuerde en un hombre, usted le puede arruinar varios orgasmos al día, pero él sólo puede tener uno de pleno. Los orgasmos completos deberán ser para ocasiones muy especiales (y no más de 3 o 4 al año).
3. Usted debe comprender su mente! Aprenda cuáles sus fantasías y lo que le excita. Burlarse de él con sus palabras siempre que sea posible. Una opción es añadir la humillación, eso estimula mucho más al hombre cuando está excitado. Averigüe qué lo humilla. Utilice su humillación siempre que le sea posible, en especial cuando no le permita eyacular.
4. Deberá conservarlo excitado sexualmente tanto como le sea posible. Hablale de forma sexy para él. Dígale que vas a obligarlo a hacer algo humillante. Acariciarlo, o deja que te acarician. Enviar mensajes de texto a él con la orden de hacer algo sexual. Haz que te de orgasmos con frecuencia.  Una manera es establecer un número de orgasmos tuyos para que él pueda conseguir uno.
5. Haga que él haga algo humillante. Haz que esté desnudo cuando tú no estás o que se ponga ropa femenina, o que vaya solo a comprarte tus productos femeninos. Haz que se masturbe sin correrse para tí. Siempre, siempre, debes hacerle comer su propio semen sin importar donde se deposita.
6. Castigar cada vez que haga algo que le desagrada. No dejes que se salga con cualquier cosa!  Humillarlo de alguna manera. Hacer que él haga lo que él odie.
7. No importa lo que están haciendo, o donde se encuentre, encontrar formas de burlarse de él. Acariciarlo a través de sus pantalones en público (o en privado). Susurrar cosas sexy o humillantes en su oído. Hazle que él haga compras de ropa interior para usted.

viernes, 22 de mayo de 2015

El estricto control del orgasmo masculino.

Soy una mujer treintañera, felizmente casada con un hombre maravilloso. Soy una firme creyente de la importancia de la castidad forzada para los hombres. Voy a tratar de explicar por que pongo tanto énfasis en tal control. Una de las mejores cosas de vivir un estilo de vida del control de la castidad es que se trata de una forma de vida basada en la decisión de la mujer. En lugar de, simplemente, reaccionar a los eventos aleatorios cotidianos que afectan nuestras vidas, la castidad nos da la oportunidad de ser una de las partes principales de nuestras relaciones en pareja, y permite tomar decisiones muy proactivas y planificadas. El hecho de que la mujer se centre, tan fuertemente, en la toma de decisiones para su hombre, cuando tiene los orgasmos, y todas las demás facetas de su vida, hace que ella se pueda centrar claramente en sus propias metas, necesidades y deseos. Esto asegura, en la mayor medida de lo posible que su vida termine por convertirse en exactamente en lo que ella desee. Contrasta esto con la vida de la gente común, que solo reacciona a los eventos, por lo tanto se deja todo a la casualidad, lo que lleva a la frustración y a la decepción frecuentemente.
He oído a algunas mujeres hablar sobre el control de su sexualidad de los hombres como otra tarea, y lo fácil es dejar la decisión de llegar al orgasmo a la parte masculina. Este,a mi forma de entender, es un excelente ejemplo de pensamiento incorrecto.
La castidad forzada del hombre es lo mejor, y yo, además, podría añadir, la forma más fácil para que una mujer alcanzar sus metas y aspiraciones tanto a largo plazo como a corto plazo.
Si la mujer se toma algún tiempo para tomar una decisión activa sobre la frecuencia, de la manera en que permitirá llegar al orgasmo a su hombre, y si se toma unos minutos cada día para hacer cumplir su decisión, se dará cuenta de que su vida será incomparablemente mas fácil a medida que su enfoque, de forma natural, se alega que es para su propia satisfacción y para la de ella. Por lo tanto, la aplicación de control sobre el orgasmo masculino no es un trabajo añadido, sino es un método muy eficaz de reducir la carga de trabajo de la mujer, y moldea la conducta a los hombres para que respondan a sus deseos.
 Las mujeres deben pensar: ¿Cómo me siento acerca del orgasmo masculino en sí?, ¿Te gusta verlo? ¿Es desagradable para mí? ¿Es ofensivo para mí? ¿No me importa no solo de un modo u otro? La respuesta te ayudara a servir como una guía para la toma de decisiones adecuada. Utilizando la respuesta anterior como guía, y cualquiera que sea el deseo que tiene para su propio uso sexual de la polla del hombre, ella puede, fácilmente, decidir con que frecuencia se debe permitir el orgasmo. Cada tres días, semanas, meses, solo en ocasiones especiales? Las posibilidades son realmente infinitas. Otras frecuencias utilizadas con bastante frecuencia son: solo en los días que tiene la intención de permitir que las relaciones de modo que el hombre puede realizar de manera adecuada, o de hecho, otra opción que muchas mujeres han decidido, es que sea nunca, nunca se debe correr. Si se hace correctamente, no hay ningún riesgo para el hombre si él lleva su vida bajo el control del orgasmo al extremo, incluyendo vivir el resto de su vida sin otro orgasmo.
El masaje de próstata es la clave para mantener un hombre sometido a la negación a largo plazo. Los recursos sobre masaje de la próstata abundan en Internet. El control estricto y permanente del orgasmo masculino es tan importante para el control de la castidad, debido a los profundos efectos que tiene sobre el comportamiento masculino. Estos efectos positivos son el resultado de su instinto de reproducción.
Todos los varones que no están bajo el control del orgasmo sexual estricto están completamente satisfechos en todo momento. Esto se debe a que todos lo hombres usan la masturbación en cada momento que el impulso biológico lo reclama.
La masturbación masculina es ser deshonesto con uno mismo, es actuar de forma irracional, como un animal.
Un hombre sexualmente satisfecho es, debido a sus instintos, un hombre que ya no esta motivado por completo para complacer a la mujer de su vida. Sus instintos hacen que tenga falta de interés en agradar a ella, porque su deseo de reproducirse ha sido temporalmente satisfecho. Sin el impulso instintivo de la reproducción que lo empuje  a mejorar día a día, el hombre no siente la necesidad de atender adecuadamente a las necesidades y deseos de su pareja. Mas bien, el hombre siempre pone sus propias necesidades y deseos en primer lugar. Esto no es un comportamiento aprendido, y esto no es de alguna manera culpa de los hombres. Tampoco es algo que se pueda cambiar. Se trata simplemente de cómo funciona en él genero masculino, como resultado de los instintos que posee. Esto contrasta con un hombre que vive en la negación del orgasmo estricto. Al hombre que se le niega, cuando no esta en un estado de satisfacción sexual pondrá toda su atención en satisfacer las necesidades y los deseos de la mujer de su vida. Todos los hombres que pierden esa energía se centran directamente en su placer, no solo su placer sexual, pero en todos los ámbitos de su vida. Una vez mas, esto no es algo que el hombre ha aprendido, o que él pueda cambiar, es, simplemente, la respuesta instintiva de los hombres. Sus instintos y las fuerzas de sus energías hacia la satisfacción de su necesidad de reproducirse, se traduce naturalmente en conductas en las que él hace todo lo posible para ganar el afecto de la mujer que controla su capacidad de orgasmo. Cuando la mujer encierra a su hombre con un cinturón de castidad eficaz, y establece un calendario de eyaculaciones permitidas, tendrá a un varón dedicado exclusivamente a su felicidad. Cuando ella no hace estas cosas, sus instintos fuerzan su comportamiento a muy lejos de lo ideal.
Un interesante beneficio de la castidad forzada masculina es que el hombre al estar sexualmente insatisfecho tendrá mas energía de lo que estaria si estuviera satisfecho sexualmente. Esta es una respuesta biológica en el hombre que puede ser muy profunda y muy positiva. En la mayoría de los hombres esta energía extra se manifiesta como energía creativa, en otros como energía física. De cualquier manera, puede ser de gran beneficio para la mujer y como ella lo usa para su mayor placer. La modificación del comportamiento es otro gran beneficio producido en los hombre que carecen del derecho a su propia satisfacción sexual. Como las mujeres tenemos que admitir que a nosotras mismas todas tenemos el deseo de cambiar a nuestro hombre. Queremos que se presenten con mayor frecuencia los comportamientos que nos agradan, y menos frecuentemente exhiban los comportamientos que nos desagradan a nosotras. Las mujeres están a cargo de la relación de pareja y lo que no es correcto es querer cambiar al hombre, y que incluso si se tratara de ética, no se puede hacer de todos modos. La conclusión que hemos de sacar es que si tratamos de cambiar a nuestro hombre nuestros esfuerzos fracasaran y estaremos profundamente decepcionadas. Esto es una mentira, por supuesto, se ha impuesto sobre las mujeres en nuestra sociedad patriarcal prevaleciente.  El comportamiento masculino en castidad va a cambiar y mejorar de manera espectacular cuando la  mujer quita al hombre su satisfacción sexual. Sus instintos le conducirán a exhibir un comportamiento agradable hacia ella, y hará que sea mucho más difícil para él exhibir comportamientos que ella no aprueba. Como las mujeres, el control del orgasmo masculino es nuestra mejor oportunidad para mejorar nuestros patrones de comportamiento masculinos y moldear lo mas estrechamente en convertirlo en “el hombre de nuestros sueños.” A través de la castidad forzada, podemos cambiar a la pareja con relativa facilidad, y debemos hacerlo. Cuando se habla de control del orgasmo masculino se debe tener en cuenta que hay un retraso de tiempo significativo a medida que los varones están de un estado de satisfacción sexual a un estado de insatisfacción sexual. No es instantáneo o rápido, incluso, y un único control ejercido por unas horas o unos días no se consiguen los resultados esperados. Una buen regla general es que se tarda aproximadamente una semana en la media de los hombres (diez dias). Si se le permite el orgasmo el domingo, por ejemplo, y se le niega el orgasmo hasta el próximo domingo, la mujer va a obtener su orgasmo casi al mismo tiempo que el que se le niega al hombre y sus instintos comenzaran a adaptar su enfoque a las necesidades de las mujeres y sus deseos. Así, un varón que se concede un orgasmo por semana nunca será capaz de dar a su mujer el enfoque adecuado. Ella no recibirá los beneficios de la castidad forzada, porque no esta dejando tiempo suficiente para que su vida sexual sea insatisfecha. Una forma útil para las mujeres a considerar es pensar en ello como unas vacaciones. Cada vez que el hombre alcanza el orgasmo su enfoque se alejara de ella durante aproximadamente una semana. Durantes este tiempo, él estará “de vacaciones”, ya que no sirve a la mujer con su mejor esmero y capacidad. Con esto en mente, al pensar en la frecuencia con la castidad masculina se debe permitir el orgasmo, la mujer debe considerar cuantas semanas al año ella quiere que su pareja este lejos de ella, y de cuantas semanas de “Vacaciones” se le debería conceder. Conviene recordar que: Un orgasmo masculino por semana equivale a 52 semanas de “Vacaciones” por año Un orgasmo masculino cada dos semanas equivale a 26 semanas de “Vacaciones” por año. Un orgasmo masculino al mes equivale a 12 semanas de “Vacaciones” por año Una orgasmo masculino cada trimestre equivale a 4 semanas de “Vacaciones” por año Un orgasmo masculino por cada seis meses equivale a 2 semanas de “Vacaciones” por año Un orgasmo masculino una vez al año equivale a 1 semana de “vacaciones” por año.
Es por ella, que definitivamente se ha de acabar con el orgasmo masculino a través de la castidad forzada permanente, así el varón siempre se centrara en él cumplimento de los deseos y de las necesidades de la mujer.
Debemos preguntarnos, ¿Cuántas semanas de vacaciones en promedio recibe su hombre al año? ¿Cuántas semanas al año deberíamos estar dispuesta a tolerar a nuestros hombres que se centran en estar para sus deseos, en lugar de los nuestros?
Si tenemos en cuenta estas preguntas, las mejores respuestas para nosotras mismas y nuestras relaciones vienen enseguida.
Una vez que se decide a través de una decisión activa y reflexiva del proceso de toma de la frecuencia con la que al hombre se le permitirá un orgasmo, el hombre solo debe ser informado de la decisión, y se espera que obedezca sin rechistar. La mujer debe, por supuesto, mantenerse fiel a su decisión, y no permitir que la debilidad temporal o piedad para suavizar su resolución. Si ella no hace que se cumpla su decisión, todos sus esfuerzos serán en vano. Como se ha mencionado, al varón se le debe permitir que se queje, o que incluso solicite o ruege un orgasmo. Las quejas, peticiones y quejumbrosos son un mal comportamiento que debe ser castigado. En el varón castigado que pertenece a una nueva fase del control de la castidad masculina en que se afirma la clara determinación de la mujer, una solicitud para el orgasmo es nada mas que quejarse de falta de atención. Sabiendo eso, la mujer debe tener cuidado en la elección de la pena. El varón no debe ser azotado o golpeado, porque hacerlo sería ceder a su verdadera motivación, que es la de llamar la atención. Mas lloriqueo y otros malos comportamientos directamente el resultado de tal castigo. En lugar de una paliza, un “tiempo añadido a la castidad o restringir el tiempo de liberación o de estimulación y negación” es un castigo mucho mas eficaz en este caso, ya que se le niega totalmente lo que quería. Si el hombre se queja, o pide un orgasmo se le puede castigar en un cuarto con la puerta cerrada durante unas horas. Si lo desea, y las cuestiones de seguridad se consideran, puede ser atado y amordazado, mientras esta bajo llave. Yo tengo el cuarto de la lavadora, allí puedo bloquear a mi hombre en esa dependencia durante horas que no solo se le castiga al negar su deseo de mi atención, pero por la naturaleza de la que se destina el uso sirve como una forma perfecta de humillación. Con un hombre encerrado que ni siquiera tiene que pensar acerca de sus funciones corporales, y, en teoría, si un poco de agua y alimentos que se entregan periódicamente podría castigar a un hombre de esta manera durante varios días. Aunque no puedo imaginar que esta vez se necesita o se desea, es bueno saber que sigue siendo la opción siempre disponible para mí.
En el control de la castidad la mujer nunca debe sentir es cruel al negar el orgasmo al hombre durante largos periodos de tiempo. De hecho, en lugar de la crueldad, la negación a largo plazo, el orgasmo es un don que aporta beneficios a sus hombres. Esto es así porque para el hombre en una relación basada en la decisión de la mujer, y si le concede un orgasmo es una falsa piedad. Su instinto les conduce a un poderoso deseo para el orgasmo, pero en el fondo, en el centro de su ser, no tiene el verdaderamente deseo de liberación sexual, él desea seguir en castidad. Desde un punto de vista practico, después de un orgasmo es mucho más difícil para el hombre servir a la hembra, y que encuentra en su realización mucho menos la alegría de servirla. Intelectualmente, el hombre lo sabe y por eso tantos hombres buscan a una mujer que este dispuesta a limitar los orgasmo masculinos.
Los hombre son mucho más felices en su papel cuando se le mantienen sexualmente insatisfechos. Desde un punto de vista menos práctico, cuando el macho alcanza el orgasmo va acompañado por un liberación de toda la tensión sexual. Como estar en un estado de tensión es tan dichoso, el orgasmo masculino es siempre mayor o menor medida una decepción.
Las mujeres trabajamos para mejorar nuestras vidas, y luchamos por una sociedad, tenemos que usar nuestra inteligencia para decidir como regular el orgasmo de nuestros hombres. Los varones no pueden hacerlo por si mismos debido a que sus instintos más bajos provocan el abandono de su propio intelecto a favor de seguir a su “pene erectus”.
Con un estricto control del orgasmo masculino se espera mejorar considerablemente la vida de la mujer que esta dispuesta a ejercer ese control, sino que también sirven sin embargo para mejorar su vida los hombres como ella utilizan su intelecto para hacer caso omiso de su “penis eretus".

jueves, 21 de mayo de 2015

Vida en castidad y en pareja

Llevo habitualmente una jaula de castidad, y no he tenido ningún orgasmo desde el año pasado, llevo ya cerca de 10 meses. A ella le encanta el control, no se siente culpable, y esto de la castidad se está convirtiendo en nuestra vida normal juntos. Ayer por la noche me dijo que disfrutaba con mi libido tan alta. A ella le gusta que yo esté siempre dispuesto y con ganas para acariciarla y atenderla. Ahora sólo poder sentir mis erecciones ya es mucho para mí,anhelo su toque casi diario. Mi pene se pone erecto a la más mínima atención. No hay horario, ningún plan. Sólo su capricho, el de ella. He sido consistente en darle las gracias por cada tomadura de pelo y la negación. Es todo el amor y atención. He intentado poner algún calendario para alcanzar metas y tener horarios, pero ella prefiere improvisar por completo según su estado de ánimo. Si estoy cuatro días, o cuatro semanas sin orgasmo, es su decisión. Ella cuando me pone cerca del borde siempre me recuerda que no me corra, que no quiere que eyacule. En todo este tiempo sólo he tenido orgasmos arruinados, y he llegado a estar hasta un mes sin ningún tipo de eyaculación.

La práctica moderna de la castidad masculina.

Yo creo que si es gratificante para mí.
Hay mucha gente en este mundo que vive toda su vida sin cumplir una fantasía, deseo, obsesión de toda la vida, y les crea un vacío interior. Un profundo deseo que con sólo una sola oportunidad de explorarla. Sería completada.
No todos harían cualquier cosa para satisfacer tu curiosidad. Yo no ... Al igual que si quieres saber si eres gay, heterosexual, bisexual o trans. Tu también sabes si quieres estar encerrado. Sinceramente, creo esto. Sin malicia, la aprehensión, la persuasión, la influencia o lamentar Yo, (_____________) voluntariamente acepte estar en la castidad masculina. Me di cuenta y debo admitir que tengo una polla inadecuada que debe ser restringida de forma continua. Soy lo suficientemente fuerte como para admitir que necesito estar en castidad permanente. Lo hago por mi propia voluntad. Desde que descubrí que yo podía encerrarme en un dispositivo moderno, lo he hecho continuamente. Soy incapaz de estar sin tener el pene enjaulado. Todos los hombres que practican la castidad tiene su propio destino: el único imperativo es seguirlo, y aceptarlo, con naturalidad, no importa dónde le lleva. Admito que tengo una obsesión creciente con la castidad y la voluntad de mejorar.
Para cumplir con estos deseos investigo su historia y prácticas diversas de la castidad.
La colección y el uso de diversos dispositivos de castidad y equipos castidad tienen el fin de optimizar mi experiencia. Sólo voy a usar dispositivos restrictivos de ajuste que mejoran los aspectos de estimulación "tomadura de pelo" y la negación de la castidad.
Quiero / necesito un control total de mis erecciones. Un orgasmo no es una opción para mi. Los que estudian la castidad siempre son estudiantes, siempre aprenden cosas nuevas sobre su cuerpo.
Escogí libremente practicar la castidad. Me entrego a este estilo de vida personal de castidad completa. Mi pene es el sacrificio. Yo vivo para la excitación perpetua. Tengo que aferrarme a la orilla. Con el fin de mostrar el coraje. También debo ser vulnerable. La virtud, el crecimiento y la salud siempre estará en mi castidad. Anhelo ver hasta dónde puedo llegar. No soy un esclavo. La carga que adquiero en el ejercicio de la castidad nunca es para hacerme sentir inferior. Me siento vivo en castidad. Yo no leo un guión en la castidad. La historia es continuamente nueva y el papel que juego en que es lo que realmente soy. La castidad es mi fundación y todo en mi vida brota de ella. Voy a mantener mi castidad en secreto de los que no querían entender y revelar mi castidad a aquellos que aceptarlo. Me comportaré y sin ningún tipo de vergüenza o de culpa de esta práctica íntima. Me siento orgulloso de ser un hombre guardado en un dispositivo de castidad.
La castidad de un ser humano puro, una forma de arte experimental. El arte de sacrificio, el arte de la virtud, el arte de la sensualidad, lujuria indulgente.
La castidad es tan hermosa como es vulgar. Es el equilibrio de poder en bruto y debilidad. La castidad es anhelo y lamentación. Para aquellos que les gusta, lo anhelan. La castidad despertará sexualmente y sin embargo usted lo necesita para controlar ese mismo deseo. Se crea la ilusión de inocencia pura y proyecta total de la sexualidad desviada, todo al mismo tiempo. Es un deseo concedido con consecuencias imprevistas. Es frío cálculo y abandono imprudente.
Sigo un estricto protocolo de erección / negación de orgasmo. Usaré sondas, estimulación cerca del punto de no retorno y el ordeño de próstata para mejorar esto. Voy a vivir constantemente en un estado elevado de excitación. La castidad es mi propia recompensa. Voy a utilizar estas sensaciones como el enfoque y respetar la carga en todos los aspectos de mi vida.
La castidad es más que una idea. Es un vórtice o clúster de ideas fusionadas y está dotado de energía.  Con la castidad existe la posibilidad de fracaso, la probabilidad de que se estima antes de emprender alguna acción. Una vez que la acción se toma la mente y el cuerpo reaccionar ante el riesgo calculado. Es de suma importancia que sé cómo aprovechar y controlar esta gran fuerza. Voy a mantener una dieta saludable, higiene corporal, régimen de ejercicio y la perspectiva optimista con el fin de optimizar los efectos de excitación de la castidad. Estar sano es bueno, ser saludable en la castidad es grande. Es todo acerca de la salud mental y física. El estado psicológico es tan fuerte, tan íntimo, tan sexy.
Si la castidad se convierte en perjudicial no es saludable. Para mí la castidad no es humillación, es la validación. No es degradante, es gratificante. No es un castigo, sino la liberación. Nunca puede ser algo negativo para mí. El dispositivo de castidad ha sustituido a cualquier concepto de la religión como el foco principal de la añoranza y la imagen de plenitud en mi vida. Estoy tan positivo lo quiero y que nunca cambiará. Si no te desafían, no te cambia. Las personas son como animales. Algunos están más feliz alojados en, algunos tienen que vagar libremente. Uno crece a reconocer lo que está en su naturaleza y aceptarla. Tengo fe en mi castidad.
La virtud, el crecimiento y la salud siempre estará en mi castidad. Lo que estoy haciendo es virtuoso. Lo que me he convertido es honorable. Soy inteligente, no estoy solo, hay muchas personas que viven en este mundo. Pruebo mis límites para encontrar las verdades ocultas dentro de mí mismo. La castidad es una práctica increíble. La castidad, según mis metafísica es un poder de autodeterminación y un agente intelectual. Implica el pensamiento, la elección y el poder. Es la iluminación y una experiencia placentera. Una aventura sexual / espiritual.
Soy adicto y constantemente exploro este intenso mundo de la castidad masculina. Realmente no me importa cuánto tiempo estoy encerrado o cuando no. Podría ser un año, podría ser un dia. Todo lo que sé es que tengo una necesidad incontrolable de ir de nuevo a ponerme la jaula de castidad. Una versión es una parte de mi vida, la castidad es mi existencia. Llegué al punto de que la castidad sustituye al orgasmo. Se siente mejor y dura más tiempo para mí. Me he dado cuenta de que el concepto de castidad ha tomado muchas formas a lo largo de toda mi vida entera. Ansío cambiar, yo deseo la exploración y cada día la castidad es una parte importante si. Quiero poner a prueba mis límites sexuales / sensuales. Estoy tan feliz de ser de esta manera. Me encanta el aspecto y el tacto de mi polla bajo llave. La esencia de mi castidad es el alivio sentido completo que tengo de ser enjaulado. Ahora por fin tengo los medios para cumplir con mi obsesión y la realidad será mucho mejor que la fantasía.

9 Razones para el control del orgasmo masculino.

Por qué una mujer no debe permitir a su pareja que se masturbe y controlar su eyaculación?
1. No lo hace para castigar a su hombre, simplemente le protege de su falta natural de autocontrol.
2. No se le está negando el placer sexual al hombre. De hecho, cuando usted le libere o autorice la salida de su cinturón de castidad masculina, el sexo que él sentirá será mucho mejor para él y sus orgasmos se convertirá en mucho más intensos, pero deben ser limitados.
 3. Usted no está negando la vida sexual que se merece. Mientras que él está encerrado va a utilizar la boca y los dedos para ofrecerle su satisfacción sexual de forma regular. Y, hay maneras que usted puede tener relaciones sexuales con penetración satisfactoria, mientras que él todavía está bajo llave. 4. Los hombres tratan de reclamar que necesitan para tener orgasmos regulares para mantenerse saludables. Esto simplemente no es verdad. Ellos necesitan tener eyaculaciones cada cierto tiempo; pero usted puede hacer que esto suceda en cuestión de minutos sin que él tenga una erección o practicar el orgasmo prostático.
5. Cientos de miles de parejas casadas ya practican el estilo de vida de la castidad masculina. No es un tema baladí, ni de pràctica sadomasoquista. De hecho, lo más probable es que varios de sus amigas tienen el pene de sus maridos encerrados.
6. Cuando se hace correctamente, su hombre se siente más amado por ti que lo que sentía antes de la castidad masculina, de esta forma esta práctica se convierte en una parte de la vida en pareja. De hecho, la mayoría de los hombres con el tiempo dan gracias a sus esposas por insistir en este estilo de vida de control de su castidad.
7. Si bien en un primer momento usted solamente va a mantenerlo encerrado por unas horas, se irá ampliando a todos los días, excepto a la noche, y más a medida que adquiera confianza. También es importante restringuir los orgasmos con eyaculación, se debe intentar limitar al mínimo posible como objetivo, pero al principio se puede restringir a uno al mes, luego pasar a uno cada dos meses, y así ampliando el tiempo entre orgasmos y disminuyendo sus orgasmos al año, anotándolos para al año siguiente disminuir la marca. Esto es más que suficiente.
8. Con el tiempo que va a empezar a sentirse más que un hombre, porque él sabrá que toda su energía sexual será para complacerla a usted. El hecho de que ya no se siente como un niño que no puede dejar de jugar con su pequeño pipí cuando usted no está, es un avance. En su lugar, el conserva su líbido para su pareja y para que ella alcance sus orgamos feminos!
9. Como no va a poder tocarse por la jaula de castidad, debe mantener con cierta regularidad liberaciones para estimular su pene, recordándole en todo momento que no puede correrse mientras le estimula su pene y debe avisarla de que pare. Se debe enfadar si se corre sin permiso, pues él ha sido egoísta.

Efectos del control de la castidad masculina.

 Está probado científicamente que la sexualidad masculina está centrada casi exclusivamente en la zona genital. De la misma forma es un hecho que el hombre invierte varias horas al día excitándose y masturbándose, con lo que el conjunto de erecciones pueden ser varias a lo largo del día.
 Los beneficios de la incorporación de dispositivos de castidad masculina son muy beneficiosos para las relaciones de una pareja estable. En el mercado hay varios dispositivos que pueden usarse a tiempo completo o como método de juego más temporal, todo ello a elección de la pareja. Los requisitos que deben cumplir estos dispositivos son:
Debe impedir la erección del varón.
Debe ser cómodo y lo suficientemente discreto o poco aparatoso como pasar desapercibido debajo de la ropa
No debe impedir el resto de funciones fisiológicas
 Se debe limpiar perfectamente
Conviene poner testigos por ejemplo precintos de plástico,  de que no se ha intentado forzar y por supuesto una llave que corresponde tener a la mujer.
 Los beneficios deben ser explorados por la pareja, pero básicamente puedo resumirlos en los siguientes:
Supone una experiencia en muchos casos muy placentera para el hombre.
Por un lado conlleva la negación de su sexualidad, el control de los impulsos y el descubrimiento de nuevos tipos de sexualidad no basados en la genitalidad.
Según algunos expertos conlleva una serie de efectos colaterales deseables, como un crecimiento en grosor del pene y un mayor control en la erección. Además las erecciones son más fuertes y duraderas.
Para la mujer supone un gran poder el poseer la llave de la sexualidad de su pareja, y la seguridad de su fidelidad tanto física como mental. El hombre no tendrá pensamiento sino para la mujer que posee la llave de su universo. La mujer experimentará el placentero hecho de que alguien este pendiente de ella las 24 horas del día. Se pueden probar otros métodos de sexualidad. Se podrá practicar el sexo oral, de tal forma que la lengua del hombre estimula las zonas erógenas femeninas: cuello, pecho, vientre, clítoris, caderas, parte interna de los muslos y por supuesto los pies en toda su extensión, mientras lleva el dispositivo. Una de las zonas preferidas por las mujeres, además de los pies y el sexo, puede ser la zona perianal. La estimulación oral de esa zona puede llevar a la mujer a altas cimas de placer y a experimentar la agradable sensación de sentir como la lengua de su pareja va penetrando en un orificio tradicionalmente prohibido, es lo que se denomina "Ass Worship" Por último decir que constituye una alternativa para romper la monotonía que suele reinar en las parejas estables a lo largo de los años. Así pues os animo a las mujeres a que lleveis a la práctica el control de la castidad de vuestra pareja y pongais su aparato bajo llave.

miércoles, 20 de mayo de 2015

El sábado por la mañana todo se complicó.

El sábado por la mañana todo se complicó. Otra vez me despertaba con esa sensación de tirantez en el escroto debido a mis erecciones matutinas, con falta de sueño por despertarme varias veces. Esa noche soñé con Laura. En el sueño, yo podía sentir el aire de libertinaje y la autoridad de su voz, el control de ella en mí, y me niega mi libertad sexual. Anoté todo en el blog. Sabía que más tarde iba a tener mi encuentro con Laura, en el que yo era como su conejillo de indias, ella vendría a verme. Así que, decidí comer algo y avanzar en los estudios, que estaban muy retrasados. Tomé mis libros y traté de empezar. Fracaso! No había ningún tema que pudieran mantener mi atención. No podía dejar de pensar en Laura. ¿Cómo yo la quería, como ella era hermosa y magnífica. Cómo yo sólo quería obedecerla en cada capricho de ella. Yo sólo podía pensar en lamer y chupar esos pies tan pequeños, lisos y fragantes, me hacía sentir realmente su objeto, su conejillo de indias. Yo estaba como loco de ansiedad durante la mañana, y llegó la hora convenida para ir a buscarla de nuevo. *** Varios minutos de agonía se prolongaron hasta el momento en que llamé a la puerta de Laura. "Ya va!" La voz angelical que respondió desde el interior, sonando claramente feliz como si supiera que era yo, que estaba allí. "Wow! Has llegado a hora! Qué lindo, tan puntual! Ven pasa adentro!" Ella estaba impresionante. Vestía un corsé de cuero negro, muy ceñido y pantalón azul muy corto y botas hasta casi la rodilla. En su cuello, llevaba una cadena de oro donde colgaba la llave del candado de mi cinturón de castidad, lo que me puso a cien, y sentí fuego al ver su pecho, sentía como esa mujer hermosa y deliciosa tenía todo el dominio sobre mí a través de esa llave. Yo tenía los ojos mudos, vidriosos fijos en ella, hipnotizado por su belleza y el poder de esa maravillosa figura femenina. "Te vas a quedar ahí en la puerta?" Ella me despertó. "Oh ... por supuesto, lo siento. Es que eres tan hermosa!" "Oh, gracias, tú también lo eres. Estas descansando bién? ...." "Sí, mejor que antes, pero aún estoy teniendo algunas dificultades con el sueño." "¿En serio? Ven siéntate conmigo en el sofá para que podamos hablar mejor." Ella leyó mi blog "Claro, yo lo escribo para ti, sé que tu trabajo académico necesita la mayor cantidad de datos posibles para tu investigación." "Oh, te amo! Tan atento, tan obediente. Ven, vamos a sentarnos, y luego me cuentas todo." Ella era divinamente fragante. Ese perfume me estaba haciendo una locura. Me di cuenta de que le gustaba sentir el poder que ejercía, una vez me había encerrado en castidad, y quería que yo aguantará más. Ella claramente no quería simplemente obtener datos de una investigación sobre la castidad masculina. Ella quería divertirse conmigo. Y yo estaba sufriendo resultaba muy excitante pertenecer a ella de esa manera. "Así que cuéntamelo todo." "Bueno ... tengo bastante sensación de ardor en la parte posterior de ..." "Bolsa, rsrsrsrs?" Se interrumpió, notando mi timidez ". "Correcto. Siento ardor en la piel, sobre todo por la mañana, a causa de la erección de la madrugada." "¿Te has puesto la vaselina, como yo te dije?" Ella preguntó poniendo una mano suavemente sobre mi muslo, causando una erección contenida aún más fuerte. "Eh .... sí, por supuesto, me la pongo siempre ... uufffff ..." no podía soportar mi erección fuerte y suspiró, claramente exponiéndolo a mi emoción con el toque sutil de que en mi pierna. Ella me miró con una cara sonriente y en mis ojos, mientras su mano acariciaba suavemente cada vez más cerca de mi ingle. Yo me estaba volviendo completamente loco con la lujuria. "Sí disfrutando del afecto?" "Rrrfff .... eh .... hmmm ... sí a ..." "Vaya, me pregunto cómo se debe estar allí sin disfrutar excitado durante tres días ... jajajaja ...." Ella se rió con mi situación. "Me encanta hacer eso a un hombre ..." Continuó acariciando. "¿Te gusta? Hhmmm .... eh ... si eso es una importante por su trabajo dado, puede escribir a permanecer de esa manera con el sexo preso .... uuuffff ... deja hombre muy, muy emocionado en empezar ". "Bueno ... no es así, pelar sus pantalones y la ropa interior y se acuesta aquí en el sofá." "Ah cómo? "No seas tonto y hago lo que me dicen, acaba de tomar esa ropa!" Me quedé boquiabierta, y no responde por cerca de 5 segundos. Incluso Estaba enviando conseguirme desnudo, tumbado en su sofá? ¿Ella abriría la jaula? Me armé de valor y me levanté para abrir la cremallera. "Muy bien, coge todos los pantalones .... y ... ahora la ropa interior ... bueno, ahora me acuesto aquí para ver cómo." Me acosté en el sofá y mi polla se esforzaba a toda velocidad para llegar a estar totalmente erecto. La jaula forzaba mi bolsa, dejando todo enderezado y rojo. Se sentó junto a mí, cerca de mi cadera, y miró con curiosidad a mi pájaro enjaulado, con la mano apoyada de nuevo en mi muslo, ahora de piel a piel. Su pequeña mano era suave y cálida, delicada. Las puntas de los dedos tocaron mi ingle, me quemaba con el deseo y la expectativa de lo que iba a hacer a mí. Más loco aún, fue ver la llave que estaba colgando del cuello. "Wow, compañero de clase, la tienes de color rojo es. ¿No te duele? A pesar de la presión no lo hacía. "No, sólo moviendo un poco. Siento un poco de malestar por la presión." "Estas pensando mucho en mí? El hecho de que sólo yo pueda abrir este candado aquí, ¿alguna vez te acuerdas de mí?" Yo estaba avergonzado, pero tuve que confesar. Yo estaba muy emocionado de estar avergonzado. "Sí, no sales de mi mente. Pienso en ti todo el tiempo. Y cuando me distraígo por algo, al apretarme la pequeña jaula me vuelve a recordar que me controlas." "Has soñando conmigo?" "Eh ... esta noche soñé." "Hmmmmm .." Ella sonrió. "¿Cómo fue tu sueño, cuenta!" "Ah ... Me da vergüenza decirlo." De repente, levantó la pequeña jaula y agarró suavemente en mis bolas y empezó a acariciar a masajear. "Aaahh .. cuenta! Cuenta a tu compañera de clase, te prometo que no lo contaré a nadie, es sólo entre nosotros! "Hmmm ... ooohh ..." Le conté la lujuria y el malestar. Me parecía estar todo el tiempo a mitad de camino de un orgasmo. "Soñé que ... ahhh ... soñé que me abris mi cinturón ... y me causó mucha risa, liberando a mi poll y me la chupabas despues ..." "Huuummm eso es emocionante. Realmente quería premiarte con hacer realidad este sueño, pero no te lo mereces. Me has desobedecido." Dijo, deteniéndose de acariciar mi bolsa. "Desobedecí? ¿Por qué?" "Te dije anota TODO en tu diario, y has omitido esta información. Ahora, tengo que castigarte. Ponte los pantalones que tengo una tarea para ti." Tarea? Qué quieres decir? Le pregunté, preguntándo si me iba a enviar lamerme los pies , o hacerle un masaje. Error. "Quiero que te vayas a la cocina. En la mesa hay una cesta de ropa sucia. En el cuarto de lavado de la cocina hay un lavadero. No puedes usar la lavadora.. A medida que trabajes para mí, me quedaré aquí leyendo en el salón comedor. Ya te puedes ir ". "¿Quieres que te lavé la ropa?" Me sorprendí. "¿Por qué no? Si te has ofrecido a realizar las tareas que determine, a fin de evaluar tu rendimiento en las condiciones de este estudio '? Pues bien, este es uno de ellos. " "Ah, sí, por supuesto." Dije totalmente molesto, ya de creciente mal humor hacia la lavandería. Era tan bueno ser examinado y hasta ella me tocó la ingle, y de repente se viene con ese cubo de agua fria! Cuando llegué a la cocina, todavía frustrado por tener que lavar la ropa en vez de pagar con servicios eróticos a Laura, mis ojos estaban asombrados por lo que vieron, y mi polla se hinchó de nuevo dentro de la diminuta jaula. La cesta estaba llena de bragas usadas. Me había olvidado de que la ropa era de ella, incluyendo su ropa más íntima. Cogí la canasta y la llevé a una de las esquinas de lavandería. Regresé tranquilamente a la puerta de la cocina y la vi distraída con las notas y el cuaderno en su regazo. Así que me sentí seguro de hacer lo que más deseaba. Abrí el grifo del lavadero y comencé a recoger las bragas usadas y el olfato. Sentí el delicioso olor de sus jugos y su sudor en la ingle, la impregnación de la cintura de la tela cada uno. Yo me estaba deleitando con el olor femenino, la parte de su cuerpo que quizá nunca tendría acceso. Lo más que puede que tuve que contentarme estaba en contacto el poder, besar y chupar los pies pequeños. Para mí que era bueno, pero podía oler que las bragas coño en cada uno de los que estaba más allá de lo que yo podía imaginar que habría privilegiado. Me quedé unos minutos disfrutando del olor Femina, pero me di cuenta de que si continuaba, podría ser sorprendido en el acto, si apareció por sorpresa. Tomé las primeras bragas y comenzó a lavar con jabón y un cepillo que tenía el tanque. Sorprendentemente, yo estaba emocionado de estar lavando la ropa interior también. Lo que pensé que sería una tarea aburrida, estaba haciéndome sentir un empleado, un siervo de Laura, y esto mantiene mi polla forzando la rejilla metálica que lo encarceló. Sentí un gran placer estar allí, y mi siervo propietario temporal, frotando sus diminutas bragas, algunos suaves de algodón, y otra ropa interior tanga negrita con arcos, volantes, casi filos transparente, etc. Yo estaba lavando, retorciéndo la ropa y colgándola en un cable de metal que estaba al lado del tanque. Después de media hora terminé de lavar, me limpié las manos y fuí a la habitación. "Laura. Terminé de lavar y colgar todo." Fingí indiferencia. "Me di cuenta de que te gustaba lavar mi ropa interior! Bueno." Me quedé helada. "Me gustó ... ¿Cómo es eso?" Giró la pantalla del portátil a mí y vi la imagen de la ropa! Yo estaba siendo monitorizado por una cámara! Mi corazón latía con fuerza y ​​mi cara ardía de vergüenza. "Laura, yo ... eh sentimos! Wow ... no sé qué decir ..." "Hey, no te preocupes, tonto! Me encantó ver que disfrutar de mi olor las bragas. No me gusta es que? "Eh ... sí, me gustó." Le confesé todavía muy avergonzado. "Sabía que le gustaría castigarme también. Anoté todas mis observaciones aquí.
¿Quieres oír? "Oh, sí." Fingí poca curiosidad. "Mostró poca resistencia para proporcionar servicios gratuitos para el propietario doméstico de la llave, como castigo por no cumplir con su parte del acuerdo de manera satisfactoria. Además, presenta un comportamiento que muestra una alta satisfacción y excitación erótica, para realizar la tarea . Conclusión parcial: estar con sus orgasmos eróticamente privados de este investigador, promueve un cambio en la reacción esperada como el sentido común, sería protesta al recibir el pedido contrario, el conejillo de indias ha obedecido puntualmente, con el servilismo y la disponibilidad ".. Mi polla de nuevo comenzó a firmar mi córnea dentro de la jaula. Ese tono científico aplicado a la descripción de mi comportamiento sumiso solamente me hizo aún más loco de lujuria. "Yo ... estoy feliz de contribuir con su trabajo." "Gracias. Has sido un gran compañero. Por hoy me dispenso sus servicios. Y que ha aprendido la lección, ¿de acuerdo? Anote todo!" "Por supuesto, he aprendido." "Te necesito de vuelta aquí mañana a las 17 h en punto. Voy a una fiesta con unos amigos y yo necesito que sirvas las bebidas. Hoy para mañana, no te olvides de escribir todo en su diario. Besos." Y así, de esa manera, me despidió de su habitación. Yo no enseño nada, pero por dentro estaba ansioso por llegar al día siguiente. Yo no podía creer que estaba tan emocionado con sólo servir como un servicio doméstico. Ella estaba aplastando mi orgullo con su dominio irresistible.