martes, 16 de junio de 2015

La castidad masculina como estilo de vida en pareja.

La castidad masculina es uno de los más exquisitos y profundos estilos de vida que una pareja puede hacer ... y ... si... además, a la castidad masculina se le añade otro ingrediente especial, el de la negación del orgasmo, pues ya ni te cuento.
Puede que tu estes intentado convencer a tu pareja ... del exquisito placer del placer frustrado, de lo que se está perdiendo al no conocer esta intensa experiencia, tanto a nivel individual como a nivel de pareja, tanto para el hombre como para la mujer.
Unicamente hace falta un pequeño paso inicial pero muy importante para empezar el camino de la castidad en la dirección correcta. Este paso tiene que ser suficiente para hacer que todo se inicie con difícil vuelta atrás... y ....entonces a partir de este día todo será mucho mejor y distinto,...y no querrás abandonar esto de la castidad.
Dentro de la castidad hay muchas modalidades, y entre ellas la versión más intensa es la de la estricta castidad masculina, la cual es perfectamente realizable para cualquier pareja ... pero hay que plantearlo de la manera correcta, no de sopetón. En otras palabras ... si tu eres nueva es esto de la castidad masculina, o, simplemente, buscas más información sobre la misma, entonces,sin duda, estás en el lugar correcto.
Una de las razones por las que empecé el blog de Control de Castidad en primer lugar fue cuando mi marido Juan acababa de confesarme su deseo de que lo mantuviera en castidad, y eso era nuevo para mí. Busqué el tema de la castidad masculina, y encontré poco en castellano, pero si en inglés. Me sorprendí de la cantidad de información que existía sobre esto de lo que únicamente conocía era los votos de castidad de los curas y célibes de la Iglesia católica. También encontré historias horribles de castidad forzada, y cuernos, que casi me desanimaron y a punto estuve de abandonar la búsqueda de información sobre el tema de la castidad.
En mi opinión en internet se puede encontrar de todo, incluso prácticas potencialmente dañinas y peligrosas.
La verdad es que la castidad masculina es una fantasía que parece, a tenor de la cantidad de recursos on line, ser muy común en los hombres (por lo que si tu eres una mujer la que está leyendo esto puede que sea porque tu marido te ha planteado, y aunque te podría parecer una petición muy extraña, puedes estar segura, que es perfectamente normal). Por ejemplo, Juan y yo somos una pareja normal y a pesar de lo que hayas podido haber oído, leído o te hayan hecho creer, la castidad masculina no es una torcedura sexual extraña, de gente rarita, o de entusiastas del sado o del femdom más extremo. No tiene que ver con esto aunque ellos incluyan la castidad en sus prácticas.


A ver ... la única diferencia en nuestra relación y las más convencionales que imaginas que tienen tus amigos y vecinos - y tal vez como la que tú tienes con tu pareja está en este momento, pero quisieras cambiar - es que ... yo mantengo a Juan en castidad, por su propio consentimiento y deseo, en estricta castidad y negación de su orgasmo durante muchos meses. De hecho, en el momento de escribir esto, Juan está ahora tratando de alcanzar la castidad masculina permanente y la negación del orgasmo para siempre. Alguien podría pensar que esto suena bastante "extremo", pero hemos estado practicando este juego durante varios años, y para nosotros es simplemente una progresión natural.
Está claro que tú no tienes que hacerlo de esta manera. Realmente nadie tiene que hacerlo de ninguna manera, que no sea la forma que más le convenga o quiera cada cual (por lo que así no se cae en mentiras, exageraciones o ideas sin sentido que vas a leer en otros lugares de internet).
Éstos son algunos de los muchos mitos que vas a encontrar en internet:
La castidad masculina implica, y, necesariamente, incluye la humillación, la sumisión masculina, los cuernos, y la dominación femenina. Aunque estas prácticas sí incluyen la castidad masculina, no es necesariamente nuestro caso. Juan no es de ninguna manera sumiso, y mi "control" sobre él se limita estrictamente a sus orgasmos y en el dormitorio. Tu hombre todavía puede ser un hombre, masculino, seguro, fuerte y firme como el que más, y todavía anhelar la castidad masculina y la negación del orgasmo.
La castidad masculina no significa automáticamente que tu hombre quiere ser convertido en un esclavo o un sumiso. Él también podría querer esto, por supuesto - pero eso no es necesario para disfrutar de la castidad masculina y no necesariamente lo que busca.
La castidad masculina implica una relación liderada por la mujer. Esto también es falso. En todo caso, en nuestro matrimonio al menos no es así. La castidad masculino no implica que usted debe ser una mujer dominante. Esto no es así. Yo no soy una mujer dominante, todavía disfruto ejercer mi poder femenino en el control de los orgasmos de Juan y "hacerle cumplir" la castidad masculina.
La castidad masculina trata de controlar. No. Se incluye un elemento de control, pero no se trata de un control, necesariamente, se trata de honestidad. Para mí y para Juan y para muchos de los lectores de este Blog, la castidad masculina es básicamente un juego atractivo jugado a lo largo de un período de días, semanas, meses, y sí, tal vez años.
Se requiere el uso de un cinturón de castidad para poder jugar a la castidad masculina En absoluto hace falta comprar nada. Simplemente con contar con la honestidad del hombre es suficiente.
Un hombre no puede aguantar mucho tiempo sin correrse. Esto es totalmente incierto, un hombre puede estar años sin tener un orgasmo, lo que le resulta realmente imposible es evitar que su semen salga, pero en mi caso practico el ordeño prostático, y Juan para antes de alcanzar su orgasmo y a veces tiene orgasmos arruinados, y también tiene, a veces sueños húmedos, pero nunca un orgasmo desde hace meses, y no le crea ningún problema, es más lo desea. Incluso hemos llegado a tal punto de conexión que él me dice que siente como suyos mis orgasmos. No sé que hay de cierto en esto, pero él se asegura de que yo tenga orgasmos, se curra el tema a fondo, como nunca hacía antes de practicar esto de la castidad.

Los que practican la castidad masculina no practican sexo. Rotundamente falso. Esto podría ser verdad para los que hacen votos de castidad de la Iglesia. Pero no en mi caso, realmente es al contrario, con la práctica de la castidad masculina hay más sexo que antes. Eso sí, ahora el sexo no termina nunca o casi nunca con la eyaculación del hombre.
La castidad masculina es una solución para recuperar una relación rota. Lamentablemente, este mito, está bastante extendido, es también es el más falso. Es una ayuda para una pareja y necesariamente implica una mayor intimidad física y emocional, no menos. Así que si su relación está en un estado donde la confianza y la intimidad está a niveles bajos, lo último que cualquiera de ustedes quiere practicar, es la castidad masculina. El sólo hecho de plantearlo, simplemente, va a hacer que las cosas vayan a peor, y no a mejor. Así que si estás en busca de información real sobre la castidad masculina, sin bombo ni nada que te quieran hacer creer, entonces te invito a que hagas clic en cualquiera de los enlaces de este blog y toma lo que consideres de tu interés.
Por último, sólo quería dar las gracias a todos y cada uno de los que me han escrito, sobre sus sueños y fantasías, y exponiendo su punto de vista sobre el tema de la castidad. Sus comentarios y preguntas son siempre bienvenidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada