domingo, 24 de mayo de 2015

¿Qué es lo que deberían hacer las mujeres en la cama, en opinión de algunos hombres?


Los hombres, biológicamente, están predispuestos a esparcir su semilla y las mujeres a recibirla, según la evolución de la especie.

En una encuesta sobre satisfacción sexual las mujeres se quejaban, en general, de que los hombres son demasiado veloces, eluden con facilidad los preliminares, no cuidan lo suficiente su higiene y no son demasiado creativos en la cama. A menudo son demasiado directos o demasiado bruscos. El juego de la castidad puede resolver muchas de estas actitudes que no gustan a las mujeres de algunos hombres. Un hombre con su pene encerrado en castidad va a ser mucho más paciente y trabajará mucho más los preliminares que si te la puede clavar enseguida.

En cambio la respuesta de los hombres con respecto a la actitud de las mujeres en la cama era muy distinta. Ellos se quejan de que las mujeres son demasiado ambiguas y no expresan claramente sus deseos o necesidades, y las acusan una gran falta de colaboración y creatividad.

¿Qué es lo que deberían hacer las mujeres en la cama, en opinión de algunos hombres? 
Ellos desean que las mujeres expresen sus necesidades sexuales. Aunque no lo parezca, la seguridad sexual de los hombres puede ser frágil, y cuando las mujeres no verbalizan claramente sus necesidades o sus apetencias sexuales, los chicos experimentan ansiedad y se ven notablemente agobiados. Presumiblemente, una mujer tiene sexo con un hombre porque ella quiere.
¿Por qué no es capaz de expresar sus deseos? Es muy probable que ni ella misma sea consciente de cuáles son esos anhelos sexuales. También puede sentir vergüenza de sonar demasiado explícita o demasiado directa. Sin embargo, parece que esa claridad es algo que los hombres agradecerían.
Aprende, colabora, contribuye.
Ningún hombre espera que una mujer sea una experta sexual, pero sí desean que su pareja conozca ciertas técnicas básicas o, al menos, esté dispuesta a aprenderlas. Proponer juegos, como el de la castidad para tu pareja puede ser un estímulo.
Si es la mujer la que tiene la llave, el hombre sabe perfectamente cuando le liberan que la mujer quiere tener sexo. Ella elije el donde, cómo y cuando.
En una buena relaciones sexual ha de prevalecer la comprensión y comunicación acerca de los aspectos más prácticos del encuentro sexual, no hacer nada forzado, presionado u obligado.
Si las mujeres quieren tener un sexo gratificante y no lo tienen, lo primero que han de preguntar a su pareja con qué frecuencia se masturba, cuándo fue la última vez que lo hizo.
Esto será un primer paso para encontrar la solución, que podría ser el juego de la castidad. Si un hombre se masturba esto influye mucho en la calidad del sexo de una pareja, pues gran parte de la energía del hombre se desperdició. 

Mujer sé creativa, atractiva y segura.
 En la intimidad todos tenemos encantos y atractivos que podemos explotar.
Los hombres consideran atractivas a las mujeres seguras de sí mismas. Recordad que la actitud, la pose, los movimientos, el peinado o el olor son también exteriores, e influyen mucho. Si estás segura de tu atractivo personal, y tienes a tu hombre controlado en castidad podrás preocuparte sólo de disfrutar tú primero. Déjate querer.
Finalmente, la intimidad, la confianza, la seguridad y –claro– el amor son los ingredientes que más fielmente garantizan una relación sexual plenamente satisfactoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada