domingo, 31 de mayo de 2015

Orgasmo mental en castidad

Hay quien cree que para alcanzar un orgasmo se requiere una estimulación física, pero eso no es así, con una buena estimulación mental tanto el hombre como la mujer pueden alcanzar un orgasmo.
¡Se puede alcanzar el orgasmo solo con la mente! 
La intensidad de las contracciones que se generan durante el orgasmo están asociadas con la mente.
Existe la posibilidad de autogenerar un orgasmo a través del pensamiento aunque implica altos niveles de bioprogramación e incluso de una especie de autohipnonis, la cual debe estar orientada a detonar el estímulo sexual hasta lograr la serie de neuroconexiones que conlleva ese instante explosivo.
En el caso de un hombre que lleve en castidad más de 10 días puede alcanzar su orgasmo de forma mental sólo con tocar y ayudar a su pareja a alcanzar uno. Hay una transmisión mental de placer y los orgasmos de ella también los siente como suyos el hombre.
En los hombres existe el orgasmo con eyaculación y el orgasmo sin eyaculación, el orgasmo anal (estimulando el punto P) y también puede tener multiorgasmos, especialmente en los varones que logran controlar su eyaculación y se hacen expertos en el orgasmo seco. Y tanto hombres como mujeres pueden experimentar también orgasmos mentales, de los que ahora trata este post.

El orgasmo mental ha sido estudiado y han demostrado científicamente su existencia.
Una de las pioneras en aprender la técnica de alcanzar un orgasmo sin tocarse fue Bárbara Carellas, quién en la década de los ochenta se hizo famosa en Nueva York por su sexo mental. Bárbara buscó una alternativa sexual sin riesgos debido a la aparición de VIH. En entrevista para una cadena de televisión declaró: " Realmente me gusta el sexo solitario. No estoy casada co la idea del sexo en pareja, creo que nuestra sociedad está extremadamente limitada en su percepción de la sexualidad.  De hecho, Bárbara fue estudiada por un grupo de científicos de la Universidad de Rutgers, quienes se dedican a la comprensión de las conexiones entre mente, cuerpo y sexo en los seres humanos. A través de un medidor de resonancia magnética, los investigadores examinaron a la mujer mientras se generaba un orgasmo y sí, encontraron pruebas bioquímicas de que esto es posible. Las mismas zonas que se activan durante un orgasmo tradicional fueron encendidas durante el orgasmo mental. El estudio se comprobó en 1992, con los científicos Odgen, Whipple y Komisaruk, quienes también realizaron experiencias medidas en laboratorio y comprobaron las similitudes físicas entre ambos orgasmos: Se incrementa la presión sanguínea, se acelera el corazón, se dilatan las pupilas y hay contracción muscular.
Otros orgasmos cerebrales
Las prácticas tántricas y de meditación también hablan del sexo mental a través de la comunión entre alma y sexualidad, lo que demuestra que el cerebro es el órgano sexual del ser humano. La clave está en trabajar con la respiración y fantasear. El orgasmo tanto en hombres como en mujeres, también puede suceder durante el sueño, ser provocado por contracciones involuntarias de la musculatura peripelviana y generalmente durante las fases de REM del sueño (la tercera fase o sueño profundo). Esta contracción de esta musculatura es la causante de los orgasmos en algunas mujeres cuando practican ejercicio intenso. Todos pueden alcanzar un orgasmo mental. Sin embargo, las mujeres son más propensas, debido a que existe una conexión directa entre el cerebro y las paredes vaginales. No obstante, los hombres también pueden lograrlo pero si están en castidad lo pueden tener más fácilmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada