domingo, 31 de mayo de 2015

La castidad permanente o la permanente negación del orgasmo masculino.

Parte 1: Si tu pareja te propone pasar a una castidad permanente para tí, ¿Te está proponiendo encerrarte siempre en un dispositivo de castidad masculina o simplemente te propone que tú nunca vas a tener orgasmos completos con eyaculación? Uno puede pensar que las dos ideas son la misma cosa, pero no lo son.
La idea del bloqueo permanente de un dispositivo de castidad masculina y no quitarlo nunca es en gran parte producto de las fantasías masculinas y simplemente no es realista. En la vida real hay situaciones en las que no vamos a poder llevar un dispositivo de castidad, por ejemplo si vamos a pasar a través de un escáner detector de metal, como en el transporte, en muchas dependencias públicas, o visitas médicas y similares. Sin embargo, la negación del orgasmo permanente es factible y realizable, incluso se puede hacer sin dispositivo de castidad pero lo mejor es que este apoyada con el uso de uno o varios tipos de cinturones de castidad para bloquear el acceso. Esta práctica es totalmente real y factible y muchas parejas lo practican en diferentes grados de exigencia y control. Si se planifica adecuadamente y sobretodo está consensuado entre los dos miembros de la pareja, la denegación del orgasmo es, de hecho, sostenible durante mucho, mucho tiempo. La negación del orgasmo permanente sin el uso de un dispositivo de castidad, muy probablemente, fracasará. Se requiere mucha implicación por parte de los dos para hacerlo sin dispositivo. Lo mejor es tenerlos y usarlos mayor o menor porcentaje de teimpo según se cumpla con el objetivo de la negación del orgasmo. Algunas parejas después de estar varios años con el dispositivo de castidad, ya tienen al hombre acostumbrado a no masturbarse ni tocarse de ningún modo, que ya es posible tener algún éxito en la negación del orgasmo sin el uso de un dispositivo de castidad. ¿Por qué una pareja puede desear hacer esto? Podría haber muchas razones. El responsable de las llaves tendrá el control de la sexualidad de su pareja, y ama una relación cercana y sensual, pero no se ha de preocupar por tener relaciones sexuales con penetración o por la eyaculación masculina. Podría haber otras razones, también. El macho no está bien dotado, tiene un problema cardíaco o de salud, o tiene eyaculación prematura, o simplemente no se siente cómodo con el sexo con penetración. Ambas partes de la pareja podrían pasar incluso al concepto de castidad permanente forzada. Tiene que haber un consenso y el compromiso de ambas partes para la castidad permanente para que la negación del orgasmo funcione. Próximamente en este blog, una historia del viaje de un matrimonio hacia la castidad permanente y la negación del orgasmo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada