lunes, 18 de mayo de 2015

Juegos en castidad.

Algo que no puede faltar son los juegos de castidad son las sensaciones mentales. Esto consiste en crear historias ficticas que podrian ser reales pero que la mujer crea para mantenerlo a la expectativa, aumentar su tensión, sacarlo de balance o simplemente mantenerlo excitado por mucho tiempo. A continuación algunos ejemplos.

“Esposa caliente"

Compra una caja de condones diferente de las que usa tu pareja, y ponla en tu bolso, ábrela un paquete y tira el preservativo pero guarda el empaque. Un día que salgas de noche con tusamigas,
cuando regreses sácalo de tu bolso frente a él, como un descuido y entrégaselo. Dile querealmente no saliste con tus amigas, que estuviste con un compañero del trabajo, un vecino, un hombre que conociste en el gimnasio, tu entrenador, en tus clases de lo que sea o que otra amiga te presentó. Si es alguien que él conoce mejor, si es alguien que él sabe se llevan bien, o coinciden de vez en cuando, mucho mejor todavía.

Dile que fuiste a un hotel cercano y estuvieron durante unas horas. Si crees que se va a poner mal, dile después de un rato que todo es fantasía, que todo fue un juego (Aunque si tu pareja está ya en este juego de control, es muy probable que sea de mente abierta y relajada, y solo reaccione con incredulidad).
Después de que le digas que todo fue un juego, pídele que se desnude.
Otra posibilidad es que al llegar a casa te quites las bragas y le pidas a tu marido que te traiga unas, porque no las llevas porqué él chico que has conocido esta noche, se las ha querido quedar de recuerdo.
Abre su jaula y comienza a masturbarlo lentamente. Lo puedes recostar en la cama, o dejarlo parado, abrazarlo por detrás mientras le hablas al oído y lo masturbas con una mano. Haz comentarios como:
“Nunca te había visto tan caliente… ¿Seguro que estás así porque te calienta pensar que pude quedar con otro?… ¿Y si te digo que no fue broma? ¿Qué realmente estuve con otro en un hotel?… ¿Quieres que pare?”
[Su respuesta será que no te detengas, seguro]
“Ja, ja, ja… ¿Quieres que te cuente todos los detalles, verdad? ¿Sí? ¿Quieres que te diga lo puta que fui?… Pídemelo por favor…”
[Haz que te lo pida con una frase completa: ej. Por favor háblame de lo puta que fuiste cogiendo con otro]
“…Tenía una verga deliciosa, era enorme… me tomó por detrás mientras me tiraba del cabello…se vino en mi boca…”
Aunque en el fondo él sabrá que es un juego, no podrá evitar pensar en todos los eventos que estarás describiendo, lo va a volver loco. Puedes ser tan detallada como tu imaginación lo permita. 

Al final, puedes decidir dejar que se venga o arruinar su orgasmo. Yo no te recomendaría dejar que se venga, aunque si lo hace sera una experiencia poderosa. Venirse mientras te imagina cogiendo con otro no lo podrá olvidar nunca, será explosivo, pero mejor dile que ya has visto bastante semen hoy, que tal vez mañana y lo vuelves ha encerrar en la jaula de castidad. Si se corre, una vez que se relaje, dale un profundo beso y coméntale que te sorprende que le excite pensar en ti cogiendo con otros, que tal vez lo hagas realidad más adelante. Eso lo dejará boquiabierto.
Si tu pareja es celosa puedes tomar fotografías del preservativo siendo abierto y tirado a la basura para dejarlo tranquilo una vez que hayan terminado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada