lunes, 27 de abril de 2015

Mi mejor amiga en castidad. La dama perfecta.

Mi mejor amiga. A mi marido le gusta vestirse y disfrazarse de mujer. Descubrí con sorpresa que, incluso, se había comprado una peluca femenina. Le hice ponersela y estaba horrible. Le pregunté si era travesti, y si li gustaban los hombres. Me dijo que no, que le gustaban las mujeres. Acordamos que en casa cuando estuvieramos solos, el sería una mujer, pero se debía vestir correctamente. No le permití que usara más aquella horrible peluca, y compramos otra más adecuada. Él debe adelgazar y hemos ido de compras de ropa femenina para él, o mejor ella. Ahora es una amiga increíble. En casa esta completamente vestido de mujer, pero correctamente. No horrible. Le he enseñado a maquillarse y no pasa un día sin que se vista con sus aderezos femeninos. Él no tiene ropa masculina para estar en casa, ni para dormir, sólo para salir. Sus armarios están repletos de vestidos, faldas y blusas. La decoración del hogar es puramente femenina, está lleno de colores rosas y pasteles, incluso las toallas. El está en castidad y en la cama debe actuar como una lesbiana, usamos un strapon. El/ella se encarga de la compra de hacer las camas, limpiar, cocinar y demás tareas del hogar y también es mi asistente. Se preocupa de hacerme periódicamente la manicura, pedicura, depilarme. Todos las noches me da mi masaje de espalda y pies. El tema es que él no es un marica, sólo es un juego en el que él toma el rol de ser una mujer.

1 comentario:

  1. yo soy asi, tomo el rol de mujer y me divierto sirviendole a mi esposa asi

    ResponderEliminar