jueves, 30 de abril de 2015

El dispositivo de castidad uretral. Experiencias.

La primera vez usé uno estaba preocupado por asegurarme de que el tubo uretral estaba limpio, me preocupaba que causara una infección urinaria. Hice un poco de investigación en internet primero sobre qué precauciones tomar. Básicamente yo sólo lavé todo con agua caliente y jabón, y puse el tubo uretral con agua del grifo. Me puse el anillo para fijar la jaula y el candado de bloqueo. Después del dispositivo luego la cosa era poner el tubo uretral, yo quería probar y encajar la jaula primero. Ahora, la parte difícil, la inserción del tubo uretral. Como nunca había hecho algo así, estaba un poco nervioso. El propio tubo es de acero inoxidable. Se trata de un tubo de 70 cm de largo. El tubo se estrecha al principio y en la punta hay una rosca y luego una bola agujereada de unos 7 mm de ancho en la punta, tiene una ligera curva en el medio, de unos 15 o 20 grados. Es bastante pesado al ser de metal, pero no estoy seguro de cuánto pesa. No tiene bordes afilados y formas suavizadas, así que no me iba a cortar ni lesionar con su inserción. Además, el tubo es muy suave. No hay rebabas ni muescas. Me gustaría pensar que la uretra es muy sensible, así que me aseguré de que nada podría causarme algún corte o rozadura. Ahora, deslice el tubo uretral a través del agujero sobre el que se enroscaba. Lo hice lentamente. Era suave, y estaba tratando de permanecer muy relajado, sin ningún tipo de erección. Para mi sorpresa, el tubo se deslizó con bastante facilidad. En primer lugar, un centímetro, luego dos y luego el resto. Sin causar ningún dolor en absoluto, pero podía sentir la presión desde dentro de mi uretra del acero en el interior a lo largo de la longitud de la misma. Además, me di cuenta de que podría salir con mucha facilidad, era la tendencia natural, salir, así que estaba cuidado de no dejar que se escapara accidentalmente y me cayera sobre el suelo. Bueno, eso no fue tan mal. Ahora tengo que conseguir se enrosque en la jaula. Al intentar mantener el tubo recto con la rosca me resultó difícil encarar toda la rosa. Se enroscó un trozo pero se enganchaba y no podía enroscarlo completamente. Esto resultó ser lo más difícil. Enroscar. Tuve que quitar el dispositivo de castidad, todo. Y con él fuera, enrosqué el tubo uretral y me puse la jaula con el dispositivo enroscado y así ya resultó mucho más fácil. Luego el anillo y el cierra. La jaula es muy corta, pero es de acero, muy fuerte, como el dispositivo uretral, mi pene no puede salir de ningún modo, pues el anillo se ajusta muy bién, por eso pensé en poner un precinto de nylon en lugar de un candado por mi seguridad. Me sentía realmente extraño al sentir el tubo de acero inoxidable dentro de mi polla y no ofrecía ninguna flexibilidad con él allí. Yo era capaz de conseguir un poco de movimiento erecto a relajado, pero muy poco. De forma que el pene realmente estaba inmovilizado. Imposible la erección por la jaula, y prácticamente imposible movimiento del pene dentro de la jaula por el tubo uretral. Entonces traté de conseguir sentirme cómodo. Lo probé una hora por miedo a posibles infecciones, o a que pasara algo. Luego otro día más tiempo, y así.
Cuando llevo el dispositivo uretral por un tiempo. Hay una presión constante del tubo en mi polla. No es incómodo, al cabo de unas hora no se nota que lo llevas. La inmobilización del pene es mayor y da una mayor sensación de estar encerrado en castidad.
Con el tiempo, más tranquilo, ví que podía poner o quitar el tubo uretral con la jaula puesta previamente.
Pensé que con el tubo uretral se podría orinar de pie, pero no. No todo salía por el agujero del tubo uretral y lo tenía que hacer sentado como una mujer.
Un día tenia la jaula con el tubo uretral puesto durante todo el día, y al dormir tuve una fuerte erección. Mi pene trataba de crecer con el tubo uretral puesto. Al quitarlo a la mañana siguiente pude comprobar que había pequeñas marcas rojas como de rozaduras por mi erección. Lo dejé descansar por un tiempo. Parece que no es bueno tener erecciones nocturnas con este dispositivo puesto, pues la fuerza que ejerce el tubo sobre la delicada piel interior de la uretra, és fácil que pueda causar alguna rozadura. Por eso no lo recomiendo usarlo por la noche.
Siempre me fascinó ver imágenes de gente que emetía líquido preseminal o semen, a través de un tubo uretral insertado y quería probarlo. Así que cuando ya llevaba más de diez días sin ninguna eyaculación, con el dispositivo de castidad y el tubo uretral puesto, pude eyacular sin ningún otra estimulación que los gemidos de una mujer japonesa de un video porno fue increíble. Sin siquiera ver el vídeo.  Es una experiencia muy fascinante eyacular sin orgasmo y ver el chorro de semen salir a través del agujero de la bola. Lo recomiendo para los que no lo hayan probado.
Espero que hayan disfrutado. No dudes en hacer preguntas o comentarios.

1 comentario:

  1. Hola, es este de la foto el modelo de jaula que usas?
    Gracias.

    ResponderEliminar