lunes, 27 de abril de 2015

Castidad permanente y eyaculación.

La eyaculación se producirá, y lo que se puede acordar es el tiempo sin un orgasmo con eyaculación. Al principio un objetivo razonable puede ser 100 días, unido a ciertos objetivos. Por ejemplo el unir al control de la castidad el control del peso. Durante ese tiempo sus orgamos si se producen deben ser en ruinas. La castidad unida a la consecución de ciertos objetivos puede hacer al hombre mucho mejor. Es un estímulo. Y como vivir la castidad permanente? Castidad permanente? Se puede conseguir pero que hay de fantasía o de real, definitivamente. Establecer un acuerdo de castidad permanente en vuestro estilo de vida requiere d'un dilatado periodo de prueba y la complicidad de la pareja. Se puede conseguir, pero los orgasmos con eyaculación se deben limitar al principio uno al mes, luego cada dos meses, luego tres meses, luego seis, y luego uno anual y luego bianual y hasta nunca si así se desea. Para alcanzar un alto índice de éxito se requiere la formalización del acuerdo con un contrato escrito y la estrecha colaboración de la pareja y, evidente, interés manifiesto del hombre. Incluso en una situación de castidad permanente real, la amante tomará la polla del hombre, periódicamente para un poco de ejercicio y su examen. Un hombre no necesita a correrse con orgasmo sobre una base regular para mantener una próstata sana. El ordeño de la próstata es sobre todo un ejercicio necesario para evitar las eyaculaciones involuntarias, por ejemplo durante la noche, y hará que el hombre pueda aguantar más tiempo hasta llegar al borde o límite de aguante sin eyacular. La preparación de la castidad permanente es un gran desafío. ¿Quieres estar en la castidad permanente? ¿Está usted dispuesto a ceder todo el control a la señora a la que ama?. Aún sabiendo que sólo ella será la única que podrá quitar la jaula cuando ella lo desee, podrá resistir? Piense que es sólo un juego, mientras les dé a la pareja suficiente compensación la castidad puede perfectamente ser permanente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada