lunes, 13 de abril de 2015

Castidad nocturna

Llevar un dispositivo de castidad por la noche parece un reto difícil, pero resulta muy interesante para quién desee mantener su castidad.
No todos los dispositivos de castidad son adecuados. Resulta difícil si es incómo o molesto, y resulta poco saludable si hace olor, bién sea por falta de higiene o ventilación. Es por ello que el dispositivo de castidad debe ser muy cómodo. De entre los muchos dispositivos resultan interesantes los metálicos tipo jaula que permiten una muy buena ventilación.
La primera noche es la más difícil por las fuertes erecciones, convienen poner un poco de loción hidrantante para la piel a la hora de ir a dormir ya que mejora la elasticidad de la piel con las erecciones nocturnas. Resultará casí imposible dormir toda la noche, se dormirán unas pocas, pero hacia las cuatro o cinco de la mañana las erecciones haran difícil conciliar el sueño. A pesar de eso intenta dormir lo que puedas.
En la segunda noche comprobarás que las fuertes erecciones del primer dia ya no son tan fuertes, aún lo són pero ya no tanto y podrás dormir un poco más de tiempo que la noche anterior.
En la tercera noche, el sueño acumulado y el cuerpo que se va acostumbrando al dispositivo hará que mejore mucho la calidad del sueño.
En las sucesivas noches el cuerpo se adapta y las erecciones no són tan intensas y se adaptan al espacio de la jaula, resultando fácil dormir y descansar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada