miércoles, 15 de abril de 2015

Calendario de castidad

Este cuadro es parte del contrato "Acuerdo de castidad masculina" que muestra a unos meses de castidad.
Considerando el caso de una castidad masculina no permanente y en pareja. Es decir, la responsable de llaves controla las eyaculaciones a su hombre con relativa periodicidad  A preferencia de la mujer, el hombre debe tener acceso PROHIBIDO para él, para no estropear la sorpresa y la expectativa de la liberación, que tanto excita al hombre casto. Antes de iniciar el contrato de castidad y el cumplimento del calendario, el hombre pasó un período (de adaptación) de meses de adaptación al cinturón de castidad, primero empezando a utilizar sólo por una noche noche. Aumentando a varios dias y semanas, y así poco a poco para conseguir estar al final alcanzar el periodo objetivo de conseguir 10 días encerrado permanentemente sin una erección ni un orgasmo en absoluto. En todos estos períodos, la mujer le hizo la suficiente provocación, sin desbloquear el cinturón de su hombre , que lo llevó a la locura y enseñándole a estar para ella, haciendole el amor con su sexo bloqueado. (Empieza a sentir los beneficios y el placer de estar en la castidad). Recuerde que, cuando se libera, el hombre no tendrá la libertad sobre sus orgasmos, siempre será la mujer la que decida cuánto, cuándo y cómo su hombre vendrá. Y él debe tener PROHIBIDO siquiera proponerlo.  Al final del período de adaptación, el ama de llaves le pide al casto (por ejemplo): "Cariño, vamos a ampliar el régimen castidad sí, ¿cuántos días crees que puedes soportar estar sin disfrutar?" El casto respondió: "Querida, creo que puedo manejar un máximo de 14 días sin disfrutar." A continuación, el responsable de llaves decide (sin revelar al casto) establecer un periodo de castidad de 20 días (la mujer debe poner preferiblemente de aproximadamente 50% a 60% del tiempo de más que el hombre dice que puede manejar). Recordar que esto es sólo un ejemplo, y cada mujer pondrá el número de días que desee para cada situación, NUNCA revelar al hombre el día en que saldrá del dispositivo ni cuando se le autorizará eyacular.
Cuando la mujer desee que su hombre eyacule, no hace falta retirar el dispositivo, ya que se puede practicar un masaje prostático. Con éste el hombre eyaculará casi sin notarlo, sin un orgasmo para él. A veces aconsejan realizar como mínimo una eyaculación al mes, aunque este período es muy elevado y puede ser incluso conveniente adaptarlo a uno por semana o dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada