viernes, 27 de febrero de 2015

La castidad más pura. Sin erección.

La negación de la erección es una práctica más avanzada que la de la castidad sin eyaculación, o negación del orgasmo. La negación de la erección a largo plazo es algo que alguna gente hace. No cualquier persona que hace esto. Ha de ser una práctica consensuada y en la que se hayan valorado los riesgos, que existen. Si después de probar la castidad sin eyaculación queremos ir más allá, se puede plantear la eliminación del placer de la erección como una posibilidad real. La idea de añadir la negación erección es interesante. Pero a largo plazo puede ocasionar problemas como afectar a la elasticidad de la piel y hacer las erecciones dolorosas después de salir de la jaula. Con un mes ya se puede empezar a notar este efecto. Con más meses afectará seriamente a la longitud del pene. Una cosa es el control de la castidad con denegación del orgasmo y es bastante fácil llegar a pasar meses incluso años sin masturbarse o sin conseguir un orgasmo completo. Es sólo cuestión de ponerle empeño, en especial el hombre que es el que ha de parar de tener sexo o dejar de masturbarme antes de llegar al punto de no retorno. Requiere bastante autocontrol y autoconocimiento y aunque no es fácil, si es posible. Pero la negación erección es otro asunto más complejo. Aquí usted va a vivir realmente y constantemente una castidad pura y dura, día tras día, y va en contra de la naturaleza. No eyacular también va en contra de la naturaleza, pero no con tanta vehemencia. Así que yo tendría miedo de hacer daño permanente a mi pene si fuera a encerrarlo durante un tiempo prologado al evitar todas las erecciones voluntarias y involuntarias. A quien le guste asumir riesgos primero debe informarse bien de esta práctica y por tanto, depende de usted al final. Algunos ven en esta práctica como la verdadera castidad, la verdadera castidad más pura. Pero si ya es bastante frustrante estar encerrado en una jaula a la que uno no tiene acceso a su pene, aún lo es mucho más si no se consigue ningún tipo de erección en días o semanas. Se puede probar unos dias, fin de semana, etc, pero depende del estilo de vida y gustos. Pero siempre es mucho más fácil y segura la práctica de la negación de la castidad. Siempre negación. Siempre negación, negación Siempre, siempre ......... negación. El hombre no debe eyacular NUNCA! Y eso no podrá cumplirlo tampoco podrá conseguirlo nunca y de eso se trata el juego de la castidad y su control. He llegado a disfrutar de la sensación de que mi pene en una fuerte erección encerrado en la jaula. Por la noche si se duerme sin la jaula sólo se consigue erección sin estimulación. Hasta que no haya experimentado eso, usted no va a entender lo bien que se siente uno mismo después de estar encerrado sin parar durante meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada